Para acometer una reforma laboral de calado

Sebastián confía en que los agentes sociales estarán a la altura

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se mostró hoy convencido de que los agentes sociales estarán a la altura para materializar una reforma laboral "de calado" y abogó por continuar el diálogo. De no ser así, dejó claro que el Gobierno tiene la "firme intención" de tomar las medidas que sean necesarias.

En la apertura de la XXVI Reunión del Círculo de Economía que se celebra en Sitges (Barcelona), el titular de Industria recordó que España debe afrontar una ambiciosa reforma del mercado de trabajo.

"Estoy convencido de que los agentes sociales asumirán la responsabilidad de poner sobre la mesa una reforma laboral de calado", ha dicho el ministro de Industria.

En caso contrario, Miguel Sebastián ha advertido de que "el Gobierno tiene la firme intención de tomar las medidas necesarias".

Con estas declaraciones el Ejecutivo vuelve a sacar a la palestra la posibilidad de reformar, de forma unilateral, el mercado de trabajo en caso de que sindicatos y patronal no lleguen a algún acuerdo.

En opinión de Sebastián, "la reforma laboral supondrá una mejor estructura de costes" y hará nuestra economía "más competitiva" pero ésta será sólo una de las medidas necesarias para que se recupere el crecimiento en España, ha advertido el ministro.

Tras su conferencia, el titular de industria ha insistido en que "el diálogo social tiene que continuar", pero ha evitado pronunciarse sobre el plazo que el Gobierno ha dado a los agentes sociales para llegar a un acuerdo y que acaba el próximo 7 de junio.

"La economía española no puede volver a ser como antes", ha alertado hoy Sebastián recordando que en los años de bonanza "se construyó mucha vivienda, se asumió un alto nivel de endeudamiento y todo esto se reflejó de manera general en el déficit por cuenta corriente".

Pero además, Sebastián ha demandado más cambios, como la reforma del sector financiero, denunciando que "el sector inmobiliario recibió más de 5.000 millones de euros en 2009, mientras que el crédito caía en el resto de sectores", añadiendo que "hace falta la reforma del sistema financiero, porque éste no es el camino para cambiar de modelo".

El ministro ha hablado también de hacer que los costes de la energía se recorten para la industria, y en este sentido ha explicado que se ha abierto "un diálogo con las empresas eléctricas y el resto de agentes para tener medidas que preserven la competitividad". Sebastián espera "poder alcanzar un acuerdo antes de 1 de julio".

Sobre el recorte de las primas a las renovables, el ministro ha señalado que "es razonable pedirles un sacrificio manteniendo una rentabilidad alta a 25 años, es razonable pedirles un esfuerzo. No es razonable que todos los sectores tengan que ajustar, excepto uno".

"Tenemos un exceso de prima para la energía fotovoltaica pero eso no quiere decir que renunciemos a nuestra política en favor de las energías renovables", ha matizado posteriormente el ministro a preguntas de los empresarios asistentes a las jornadas.

Este intento de abaratar la energía forma parte de un plan general de apoyo a la industria que Sebastián ha justificado porque "la productividad de la industria es un 10% superior a la media de la economía, con empleo más estable y una mayor actividad exportadora", ha dicho el ministro.

Claridad en el plan de ajuste

El presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, ha pedido hoy al Gobierno claridad en la manera de aplicar y explicar el plan de ajuste que, a su juicio, precisa la economía española, durante la intervención previa al inicio de la XXVI Jornada del Círculo de Economía.

"Los rumores, preanuncios y mensajes contradictorios, como por ejemplo el mensaje ambiguo e inconcreto sobre la reforma del sistema impositivo, deben dar paso a un guión claro, y si fuera posible compartido, sobre el camino a seguir", ha dicho hoy Alemany.

Según el presidente de este 'lobby' empresarial, el Círculo confía "en la capacidad de la ciudadanía española para asumir los sacrificios y exigencias que, ineludiblemente, conllevará la salida de la crisis".

Por ello, el Círculo ha pedido al Gobierno que asuma su papel "central e insustituible" y que aplique, aludiendo sin citarlas a las rectificaciones de los últimos días, un "relato realista y coherente que la sociedad pueda entender".

Este relato, según Alemany, debería derivar en "un conjunto transparente de medidas equitativas y de inequívoco cumplimiento, con una clara indicación sobre cuál es el proyecto de crecimiento para el futuro".

"Sin guión entendible y creído no puede haber proyecto colectivo", ha advertido hoy el presidente del Círculo de Economía, quien ha pedido que "que no se instale en el ánimo colectivo un sentimiento de precariedad que permita pensar que, en todo momento, cualquier presión internacional o doméstica pueda alterar la deriva del país".

Alemany ha abogado por "aprovechar las exigencias de la crisis para avanzar en los aspectos pendientes de nuestras modernización institucional y productiva".