La empresa de Detroit gana 702 millones

General Motors se anota los primeros beneficios trimestrales en tres años

Tras una larga y dura travesía del desierto, GM anunció ayer que ha cerrado su primer trimestre con beneficios desde 2007. La automovilística ganó 865 millones de dólares (702 millones de euros) y retoma los planes para volver a Bolsa.

General Motors (GM) está saliendo del agujero en el que se ha sumido durante años y que culminó con una suspensión de pagos tutelada por el Gobierno de EE UU el pasado verano. Ahora, liberada de su deuda, sellados los compromisos sociales con los sindicatos y activos que han ido languideciendo como las marcas Saturn y Saab, GM vuelve a ver los números negros en sus cuentas trimestrales. Es algo que no ocurría desde 2007.

En el primer trimestre del año, la automovilística presidida por Ed Whiteacre, ganó 865 millones de dólares, unos 702 millones de euros, cuando en el cuarto trimestre las pérdidas eran de 3.400 millones de dólares. Las ventas globales crecieron un 15,5% y casi un 17% en EE UU. Todo ello con una rebaja de los generosos y dañinos descuentos para su rentabilidad. La facturación se elevó hasta los 30.476 millones de dólares, un 40% más que en el mismo y complicado periodo del año anterior, y tuvo un cash flow positivo de mil millones.

En sus operaciones internacionales y en las de su mayor mercado, EE UU, GM registró beneficios antes de intereses e impuestos de 1.200 millones de dólares, pero en Europa, un mercado por el que apostó al quedarse con Opel, registró pérdidas de 500 millones de dólares.

De momento, Whiteacre ha conseguido devolver el préstamo inicial de 8.500 millones hecho por Washington.

El responsable financiero de la empresa, Chris Liddell, explicó ayer que las cifras son un motivo de satisfacción como también lo es el hecho de que se está aumentando la producción en EE UU para, después de años de fuertes recortes, cubrir la creciente demanda. En el trimestre se han ensamblado 2,08 millones de unidades en todo el mundo, frente a los 1.3 millones del mismo periodo de 2009. En EE UU se montaron 668.000 de ellos, mientras que en 2009 la cifra total fue de casi la mitad. Las plantas están al 85% de capacidad y el año pasado estaban al 40%.

Salida a Bolsa

Liddell, no obstante, redujo las expectativas más optimistas y dijo que probablemente no sea fácil repetir estos buenos resultados en lo que resta de año. Su siguiente objetivo es "alcanzar una rentabilidad sostenible". Con todo, afirmó que éste es un "buen paso en el camino a la OPV". Eso es lo que el creador del Cadillac se ha propuesto hacer en el cuarto trimestre del año. Sería un avance que permitirá al Gobierno de EE UU deshacer su posición de primer accionista (con el 61%), posición que tomó para ayudar a resolver una suspensión de pagos y rescate de una empresa crucial para el tejido industrial de EE UU.