Tras las medidas anunciadas por España y Portugal

Bruselas amplía sus miras y avisa a Italia y Francia de que también tienen que sanear sus presupuestos

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, apuntó hoy a Italia y Francia como dos de los estados miembros que, al igual que España y Portugal, deben hacer esfuerzos de saneamiento presupuestario.

En el caso de Italia, su deuda pública es elevada y, por lo tanto, debe "intensificar sus esfuerzos de consolidación presupuestaria", afirma el comisario en declaraciones al diario "Les Echos".

Y en cuanto a Francia "también debe acelerar su consolidación", añade Rehn, antes de precisar que el reciente anuncio del primer ministro francés François Fillon sobre la congelación de los gastos públicos "va en la buena dirección".

En términos generales, el comisario mantiene que todos los estados miembros de la Unión Europea (UE) "deben asumir sus responsabilidades" sin retrasos.

España y Portugal ya han anunciado iniciativas de ajuste fiscal adicionales que, según el comisario, se analizarán el próximo día 18 en la reunión del Consejo de ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) de la Unión.

Estos dos países, añade, "deben tomar medidas concretas desde ahora para mejorar la situación de sus finanzas públicas este año y el próximo".

El Gobierno español anunció el domingo su intención de aumentar en 0,5 puntos del PIB la reducción del déficit público previsto para 2010 y un punto más el recorte para 2011 con unas medidas que supondrían un ahorro adicional de 15.000 millones de euros.

En Portugal, el Ejecutivo del socialista José Sócrates se ha fijado como objetivo situar el déficit fiscal por debajo del 8,3% del PIB este año.