Sus acciones caen un 10%

El regulador de los mercados de EE UU acusa a Goldman de fraude por las subprime

El regulador de los mercados bursátiles de EE UU , SEC (Securities and Exchange Commission), ha acusado al banco Goldman Sachs y a uno de sus vicepresidentes de un presunto fraude relacionado con instrumentos de deuda vinculados a hipotecas 'subprime'. Sus títulos lideran las caídas del S&P 500.

En concreto, la SEC alega que Goldman Sachs estructuró y comercializó obligaciones de deuda colateralizada (CDO) dependientes de la evolución de valores respaldados por hipotecas residenciales 'subprime' (RMBS) sobre los que no proporcionó "información vital" a los inversores, especialmente en lo que se refiere al papel del 'hedge fund' Paulson & Co. en la selección de dicha cartera y en la circunstancia de que dicho fondo estaba 'corto' respecto a los CDO.

"El producto era nuevo y complejo, pero el engaño y el conflicto son antiguos y simples", dijo el director de la división de vigilancia disciplinaria de la SEC, Robert Khuzami, mientras que el jefe de la unidad de productos estructurados de la institución, Kenneth Lench, señaló que la SEC sigue investigando las prácticas de los bancos de inversión y otras entidades involucradas en la titulización de complejos productos financieros vinculados al mercado inmobiliario estadounidense.

Así, la SEC alega que el 'hedge fund' dirigido por John Paulson, que alcanzó relevancia internacional por su fructífera apuesta contra los valores 'subprime', tuvo una "relevancia significativa" a la hora de seleccionar la cartera de estos RMBS, sobre los que obtendría beneficios en caso de depreciación, sin que estos hechos fueran puestos en conocimiento de los inversores.

"Goldman Sachs no reveló (a los inversores) las posiciones cortas de Paulson & Co. ni su papel en el proceso de selección de los colaterales", señala la SEC, que destaca el papel desempeñado por el vicepresidente de Goldman Sachs Fabrice Tourre, quien estructuró la transacción, preparó los materiales para su comercialización y se encargó de las relaciones con los inversores.

En este sentido, el regulador bursátil de EEUU señala que Tourre presuntamente conocía las apuestas bajistas de fondo dirigido por Paulson, así como su papel en la selección de los colaterales, a pesar de lo que hizo creer a ACA (la entidad independiente encargada aparentemente de seleccionar dicha cartera) que Paulson & Co. invirtió unos 200 millones de dólares en activos de ABACUS (el nombre de dicha cartera de CDO), haciendo ver que los intereses de Paulson & Co en el proceso de selección de los colaterales eran muy próximos a los de ACA, cuando en realidad sus intereses eran marcadamente contradictorios".

Según la demanda presentada por la SEC, el acuerdo fue cerrado el 26 de abril de 2007 y Paulson & Co. pagó a Goldman Sachs unos 15 millones de dólares (algo más de 11 millones de euros) por estructurar y comercializar estos CDO.

Pérdidas de 1.000 millones de dólares para los inversores

En torno al 24 de octubre de ese mismo año, el 83% de los RMBS contenidos en la cartera de ABACUS habían sufrido una rebaja de su calidad, mientras que el 17% restante estaba en vigilancia con implicaciones negativas. Así, el 29 de enero de 2008 el 99% de la cartera había visto rebajada su calificación. De este modo, el regulador calcula que los inversores en ABACUS presuntamente sufrieron pérdidas superiores a los mil millones de dólares.

Tras conocerse las acusaciones de la SEC las acciones de Goldman Sachs sufrían un severo varapalo en la Bolsa de Nueva York donde perdían un 13,36% de su valor, mientras que el coste de asegurar la deuda de la entidad estadounidense (CDS) registraba la mayor subida entre las compañías de todo el mundo al pasar de los 90,6 puntos del último cierre a los 179,6 enteros, lo que supone un coste de 179.600 dólares por cada diez millones de dólares en obligaciones a cinco años, según los datos proporcionados a Europa Press por CMA Datavisión.

El fundador y gestor del 'hedge fund' Paulson & Co., John Paulson, se hizo mundialmente famoso en 2007 tras lograr una astronómica remuneración de 3.700 millones de dólares (2.744 millones de euros) al conseguir esquivar y sacar provecho de las turbulencias provocadas por la crisis 'subprime', según el ránking anual elaborado por la revista 'Institutional Investors Alpha Magazine', que calificó la retribución obtenida por Paulson como "la mayor demostración individual de creación de riqueza en un sólo año a lo largo de toda la historia financiera moderna".

Goldman Sachs considera "infundadas" las acusaciones

Por su parte, la firma de Wall Street, considerada como una de las grandes triunfadoras de la reciente crisis financiera y una de las entidades más influyentes a nivel mundial calificó las acusaciones presentadas por la SEC como "conpletamente infundadas".

"Los cargos presentados por la SEC son sompletamente infundados en hecho y derecho y nos defenderemos de ellos con determinación para defender a la entidad y su reputación", expresó el banco en un escueto comunicado.

Goldman Sachs se confirmó como uno de los triunfadores de la reciente crisis financiera tras obtener un beneficio neto de 12.192 millones de dólares (6.825 millones de euros) en 2009, lo que representa seis veces más que en el ejercicio precedente, mientras que su cifra de negocio alcanzó los 45.173 millones de dólares (32.061 millones de euros), prácticamente el doble que el año anterior.