Comparecencia

Bernanke: Aún existen "presiones significativas" sobre la recuperación económica

El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, consideró hoy que la recuperación de la actividad económica, que comenzó en la segunda mitad de 2009, será "moderada", dado que existen "presiones significativas" sobre el ritmo de recuperación, como la "debilidad" del sector de la construcción, el elevado desempleo o la "pobre consolidación fiscal" de muchos gobiernos estatales y locales.

Durante su intervención en el Comité Económico del Congreso estadounidense, Bernanke no ocultó su preocupación por la situación del mercado laboral, especialmente por el elevado número de desempleados de larga duración, a pesar de que se han visto algunas "señales alentadoras" que indican que se están reduciendo los despidos y se está volviendo a crear empleo.

"Sin embargo, si el ritmo de la recuperación es moderado, como preveo, será necesario que pase una cantidad significativa de tiempo para recuperar los 8,5 millones de puestos de trabajo que se perdieron en los últimos dos años", subrayó.

A pesar de todo, apuntó que los últimos datos indican que la inflación va a permanecer estable en los próximos meses y sugieren que el crecimiento de la demanda privada será "suficiente para promover una recuperación económica moderada en los próximos trimestres".

En esta línea, remarcó que en los últimos meses se ha incrementado el gasto de los consumidores, que de continuar en esta línea podría ayudar en un futuro a un repunte del empleo y los ingresos, a la recuperación de la riqueza de los hogares y a una cierta mejora de la disponibilidad de crédito.

"Elecciones difíciles"

Por otra parte, Bernanke insistió en la importancia de tener un plan "creíble" de sostenibilidad fiscal, ya que podría tener beneficios importantes a corto plazo como unos tipos de interés mas bajos a largo plazo, un incremento del consumo o una mayor confianza. Por eso, consideró que hacer frente a los problemas fiscales del país requerirá "elecciones difíciles", que si se posponen harán las cosas "más difíciles".

En este sentido, reconoció que los grandes déficits son "inevitables" en el corto plazo, pero incidió en que mantener la confianza de los mercados públicos y financieros implica que los legisladores conduzcan el presupuestos federal hacia una trayectoria de sostenibilidad fiscal.

Asimismo, afirmó que, pese a que los elevados niveles de déficit se deben en parte a los efectos de la crisis económica y a las medidas de estímulo tomadas para restaurar la estabilidad financiera, también tienen un parte "estructural" que permanecerá cuando las condiciones económicas y financieras hayan vuelto a la normalidad.

Aunque en su discurso Bernanke no hizo ninguna referencia a los tipos de interés, durante el turno de preguntas insistió en que la Reserva Federal no tiene previsto realizar cambios en las previsiones de su política monetaria mientras se mantenga el elevado desempleo, la inflación moderada y las expectativas estables de inflación.