Mantiene su tendencia alcista

El chip revive gracias a los 'smartphones', los PC y los 'tablets'

Las ventas de semiconductores en el mundo subieron un 56% en febrero

La industria del chip, uno de los motores claves de la industria tecnológica, mantiene su tendencia alcista. Según los datos de la Semiconductor Industry Association (SIA), los ingresos globales del sector aumentaron un 56% en febrero con respecto al mismo mes del pasado año, hasta 22.300 millones de dólares (unos 16.750 millones de euros). Con respecto a enero, mes que todavía incluye parte de la campaña navideña en muchos países del mundo, los ingresos bajaron un 1,3%, si bien, en el primer mes del año, el crecimiento interanual estuvo por debajo del registrado en febrero al situarse en el 47%.

La industria de los chips parece haber dejado atrás el socavón sufrido el pasado año. De hecho, el sector mundial de los semiconductores registró en febrero de 2009 unos ingresos de 14.200 millones de dólares, un 30,4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El presidente de la SIA, George Scalise, indicó que las cifras de ventas alcanzadas en el pasado febrero reflejan una recuperación continuada de la industria gracias al crecimiento de las ventas de productos de electrónica de consumo y a la evolución positiva de los mercados emergentes.

Las ventas de chips en la zona de Asia-Pacífico aumentaron un 78,6% en febrero, hasta 12.110 millones de dólares

El crecimiento más fuerte fue el alcanzado en la región de Asia-Pacífico. Según la SIA, las ventas de semiconductores en esta zona aumentaron un 78,6% hasta 12.110 millones de dólares. Con este avance, la región ha superado claramente a América, Europa y Japón. En términos intertrimestrales, Asia-Pacífico mantuvo en febrero el mismo ritmo de ventas que en enero.

Este contexto ha favorecido a buena parte de las empresas del sector. Samsung elevó esta misma semana sus previsiones para este primer trimestre gracias, en buena medida, al aumento de la demanda de semiconductores por la recuperación del mercado de ordenadores personales y a la progresiva eclosión del mundo de los móviles inteligentes o smartphones.

En términos generales, la consultora iSuppli prevé que los fabricantes de PC eleven más de un 13% las compras de semiconductores en 2010.

La semana que viene será Intel, el mayor fabricante mundial de procesadores, quien presente las cuentas de su primer trimestre. De momento, los analistas mantienen su optimismo. La casa de Bolsa Caris & Co elevó esta semana sus previsiones de beneficio por acción del gigante de los chips para este primer trimestre y para el conjunto del año. Estos analistas estiman que Intel registrará una ganancia por títulos en los primeros tres meses del ejercicio de 41 centavos frente a un pronóstico anterior de 38 centavos. Para el conjunto del año, Intel obtendría unos beneficios por acción de 1,90 dólares cuando con anterioridad habían previsto 1,82 dólares. Caris & Co justificó su decisión en la mejora de la demanda en negocios como los PC y los servidores.

De momento, las Bolsas parecen haber tomado nota de las previsiones de los analistas. Y la prueba es que las acciones de Intel se mantienen en sus precios máximos de los últimos 18 meses y ya están cerca de las cotas anteriores al agravamiento de la crisis. En el último año sus acciones han subido más del 40%. También AMD está cotizando en sus precios máximos de los últimos dos años. A su vez, hay grupos como Infineon y Broadcom, que han suministrado componentes a nuevos dispositivos como el Nexus One de Google o el iPad de Apple, que han logrado captar la atención de los mercados.

Índice global

Durante el último año, el Philadelphia Semiconductor Index, índice bursátil que agrupa a las principales empresas del sector, ha avanzado más de un 50%. Un síntoma de que la mayoría de los inversores confía en un rebote de la inversión en tecnología.