Inversión en el Mercado Alternativo

Nuevas ideas para invertir en pequeñas compañías

El Mercado Alternativo ha acogido las tres únicas salidas a Bolsa que se han producido desde julio de 2008.

La Bolsa se está acercando poco a poco a la realidad empresarial de España. Más del 90% de las compañías tienen una estructura de pyme y sin embargo cuentan con una escasa representatividad en el mercado de valores. El MAB, el Mercado Alternativo Bursátil, está intentado cambiar eso. En 2009 abrió las puertas a las empresas de mediana y pequeña capitalización con la incorporación de Zinkia, la productora de la serie de dibujos animados Pocoyó. Era el primer estreno en el parqué desde que en julio de 2008 la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) sacara a cotizar sus cuotas participativas. Después debutaron Imaginarium y el Grupo Gowex. La lista se ampliará la próxima semana con Medcomtech, que esta previsto que debute el día 25, y en las siguientes con más entidades que ya han anunciado su interés de pertenecer a este segmento, como EuroEspes o B-Biotics.

Un reciente sondeo realizado por este periódico entre asesores registrados (las entidades que diseñan y dirigen la colocación), contabilizaba más de 70 compañías con intención de salir a cotizar al MAB. "Las últimas incorporaciones y el anuncio de otras ponen de manifiesto que el proceso de consolidación del MAB se está desarrollando con regularidad e intensidad satisfactorias", asegura Antonio Giralt, presidente del MAB.

El auge que está adquiriendo en este momento el Mercado Alternativo, después de que el Gobierno diera luz verde a su creación en diciembre de 2005, viene motivado por la restricción del crédito y una percepción de mejora del sentimiento de mercado tras haber descontado lo peor de la crisis financiera. El MAB se ha convertido en una fuente más de financiación para las empresas que buscan consolidar y expandir su negocio, que son los dos pilares básicos que dieron lugar a la creación de este segmento . Pero, además, amplía la oferta para invertir en empresas de mediana y pequeña capitalización. "En la medida en que se van adhiriendo compañías pertenecientes a sectores y negocios distintos o pocos representados en la Bolsa tradicional, se añade un atractivo a los inversores, que consiste en la posibilidad de destinar una parte de sus carteras a los nuevos valores del MAB. Y en ese sentido, el grado de interés por este mercado irá en aumento en paralelo del desarrollo del mismo y, por tanto, con las posibilidades de diversificación de sus apuestas", explica Giralt. Los expertos confirman que los sectores de biotecnología, energías renovables y de tecnología son los se han sentido más atraídos por el MAB, aunque hay disposición por cotizar en él en todas las áreas de negocio. Sin embargo, los asesores registrados piensan que aún no hay cabida para algunos, como el inmobiliario. Y también lo cree el Gobierno, que acaba de aprobar una línea de ayudas para las compañías que quieran realizar una oferta en el MAB -exceptuando a las inmobiliarias y a las financieras- mediante un préstamo de hasta 1,5 millones de euros, con vencimiento a dos años, un tipo de interés del 0% y sin comisiones.

"Es una noticia fantástica", afirma Enrique Quemada, consejero delegado de OnetoOne, firma que ha conseguido el estatus de asesor registrado. Quemada calcula en 1 millón de euros el coste de la salida a este segmento. "Es una cuantía que no afecta a los beneficios, puesto que sale de lo que invierten los accionistas, y sólo se hace una vez", explica.

El apoyo del Ejecutivo complementa las ayudas de las comunidades autónomas. Galicia, Murcia y Madrid subvencionan a las empresas en su salida a Bolsa. La Generalitat de Cataluña y Madrid permiten, por otro lado, que los particulares que hayan adquirido acciones de estas compañías se descuenten en el IRPF hasta un 20% de la inversión, con un máximo de 10.000 euros, siempre que mantengan por un periodo determinado sus acciones. Pero la participación del minorista en el MAB aún es insignificante.

Zinkia, Imaginarium y Gowex han hecho ampliaciones de capital que han ido dirigidas exclusivamente a los inversores institucionales nacionales e internacionales. "Si incluyes al particular en la colocación el proceso es más riguroso, ya que requiere la supervisión de la CNMV, y es más largo. Además, los inversores cualificados analizan en profundidad el proyecto de las compañías y hacen un seguimiento de la mismas; tienen un conocimiento más riguroso", comenta Francisco González, de Ernst & Young. "Son los que entienden los negocios", añade Rocío Fernández, de PricewatherhouseCoopers.

Para los expertos se están dando los pasos necesarios para el desarrollo del Mercado Alternativo. Así, lo reconoce Fernando de Miguel, consejero delegado de Zinkia: "El MAB se inauguró hace menos de un año con nosotros. Todos estamos aprendiendo en este proceso y la realidad nos está orientando de forma acertada. Las empresas se están animando y las medidas de incentivos fiscales son acertadas", dice. Ahora bien, el directivo destaca que la clave para que el segmento tome mayor auge reside en "un mayor interés de este producto financiero por parte del particular".

Los expertos coinciden en que a partir de este momento, el crecimiento del Mercado Alternativo depende en buena parte del minorista, y en que la vía para canalizar sus inversiones serían los fondos especializados. "Los inversores compartirían una parte del riesgo que asumen al invertir en empresas de expansión, diferentes y más pequeñas que las que cotizan en la Bolsa tradicional, pero con expectativas de rentabilidad muy altas", asevera Antonio Giralt.

Una de las cosas que buscan las empresas que salen al MAB es la notoriedad o presencia de imagen. Zinkia e Imaginarium son entidades que contaban con cierto conocimiento por parte del mercado. Pero una buena parte de las compañías interesadas por este segmento son unas grandes desconocidas para los inversores particulares. "Nos ha llamado gente preguntando cómo podían comprar acciones. Nosotros les remitimos a la red comercial tradicional, como bancos o cajas; el problema es que también les falta información", explica Jenaro García, presidente de Gowex.

Los fondos comienzan a moverse

Por el lado de los fondos de inversión, los asesores registrados reconocen que aún queda todo por hacer, aunque parece que comienza a haber cierto interés. "Sé que ya alguna entidad lo está mirando. Para los gestores es una oportunidad para hacer un producto diferencia, original... Es más lógico pensar que este tipo de empresas tengan un seguimiento por parte de un fondo español que americano, por ejemplo", comenta Ignacio de la Torre, profesor de IE Business School y socio de Arcano, asesor registrado. Para él, además, sería una manera más de acercar el MAB a los mercados alternativos europeos como el inglés, (AIM) o el francés (Alternext). "En ambos los particulares que invierten a través de fondos obtienen deducciones fiscales", dice.

Mientras, Javier Redonet, abogado de Uría Menéndez, considera que "habría que impulsar las instituciones de inversión colectiva especializadas en valores pequeños, que podrían ser alternativa de entrada para los particulares". Y no sólo eso, ya que a su juicio, "sería positivo para el mercado la equiparación del MAB a la Bolsa convencional a efectos fiscales y societarios, ya que en la actualidad se plantean algunas dudas de interpretación para emisores e inversores".

Por otro lado, Francisco González prevé que pronto alguna empresa prepare en su colocación al MAB un tramo para particulares. Recuerda, también, que EuroEspes, dedicada a la investigación biomédica que tendrá como asesor registrado a Ernst & Young, optará por el listing -sólo coloca acciones en el mercado- para debutar en el Mercado Alternativo. "No todas van a pedir dinero a los inversores", apunta.

Un buen ejemplo es el de Gowex, que el viernes cumplió una semana como empresa cotizada. Cuenta con una tesorería de más de 5 millones y en 2009 presentó un incremento de la facturación del 46% y un crecimiento del margen ebitda del 11,8% a pesar de la crisis.

El cuanto al momento, hay expertos que consideran que el MAB es un mercado con un concepto diferente al tradicional que le protege de las fuertes turbulencias financieras. "Hay inversores cualificados que buscan cosas diferentes, como empresas que están en expansión. En momentos de pánico vendedor, no se van a fijar en este tipo de valores", argumenta un abogado.

No obstante, Santiago Simón, profesor de finanzas de Esade, recuerda que "la crisis ha hecho caer la valoración de las compañías. Hace menos de un año el PER veces que el precio de la acción contiene el beneficio del Santander era de 4, cuando la media histórica de la Bolsa es de 20. Hay que dejar que la crisis nos dé la espalda para que el mercado se reactive", asegura.

Zinkia, Imaginarium y Gowex han salido al MAB por debajo del precio orientativo inicial. La evolución que han seguido desde su debut ha sido muy dispar. Zinkia y Gowex ganan el 5,7% y 25%, mientras que la juguetera cae el 30,4%.

Claves. La experiencia de las cotizadas

Fernando de Miguel. Consejero delegado de Zinkia: "La posición negociadora ha mejorado"

El consejero delegado de Zinkia, Fernando de Miguel, asegura que el hecho de haber salido al MAB tuvo el efecto inmediato de conseguir la financiación necesaria para la expansión del negocio. "Una vez pasado eso, lo que realmente buscábamos era mejorar nuestra posición negociadora con los clientes. El MAB nos ha dado un plus de transparencia", dice.

Con respecto a la acción, opina que "esta a precios tremendamente atractivos para el inversor de medio plazo".

Félix Tena. Presidente de Imaginarium: "Los resultados cumplirán los objetivos"

La juguetera zaragozana inició su andadura en el Mercado Alternativo hace poco más de tres meses. Su presidente, Felix Tena, cree que habrá que dejar aún unos cuantos trimestres para valorar el impacto real en la cuenta de resultados. Pero aún así confía en llegar "a los objetivos previstos". El próximo 12 de abril habrá públicas sus cuentas.

Reconoce, por otro lado, la notoriedad que ha adquirido la marca desde que la empresa salió a cotizar.

Jenaro García. Consejero delegado de Gowex: "Han entrado 400 inversores particulares"

Gowex ha sido la última en salir a cotizar, justo hace una semana. Jenaro García, consejero delegado, asegura que han conseguido más de 30 inversores institucionales en la OPS y unos 400 a nivel particular una vez iniciada la cotización. En su opinión, el MAB ha dado a la empresa una respuesta muy positiva a nivel comercial. "Hacía tiempo que no recibía faxes o cartas", dice. Gowex aspira a "conseguir los objetivos de negocio en Europa y Latinoamérica siendo líderes en Wifi".

Guía para entender el Mercado Alternativo

¿Qué es el Mercado Alternativo Bursátil?

Es un mercado oficial, que cuenta con el respaldo de BME y la CNMV. Se diferencia de la Bolsa tradicional porque está diseñado para empresas de pequeña capitalización que están en plena expansión del negocio.

¿Quién puede invertir?

Cualquiera. Las empresas que han salido a cotizar, Zinkia, Imaginarium y Gowex han realizado ofertas sólo para institucionales. Pero los particulares han podido participar una vez que ya estaban cotizando. El MAB está pensado para inversores de medio y largo plazo, no para especuladores.

¿Cómo cotizan las compañías?

Hasta ahora, las empresas están sujetas a un sistema de contratación denominado fixing. En él, solo se cruzan las órdenes de compra y venta dos veces al día; a las 12 y 16 horas. Cada una de las entidades cuenta con un banco proveedor de liquidez encargado de dar contrapartida. El MAB está pensado para valores de la Unión Europea y Latinoamérica.

¿Es seguro?

Sí. Las empresas deben cumplir unos requisitos, que aunque son más laxos que en la Bolsa tradicional, responden a las exigencias de BME. Deberán aportar información financiera dos veces al año, al cierre del ejercicio fiscal y comunicar informaciones relevantes o de interés.

¿Qué es el asesor registrado?

Se trata de una entidad necesaria que debe acompañar a la compañía antes del estreno, en el mismo y durante su permanencia. Es un garante del mercado. Se encarga de que se cumpla toda la normativa. El MAB tiene 24 asesores registrados, donde aparecen sociedades de Bolsa como Renta 4, firmas de auditoria como Pricewaterhouse o de abogacía como Broseta Abogados.

¿Por qué hay tantas empresas interesadas en salir al MAB?

La salida de Zinkia en julio pasado ha sido un revulsivo para el mercado. Además, la crisis financiera ha dificultado el acceso al crédito, y el Mercado Alternativo en una alternativo para obtener financiación. La mayoría de las entidades están abordando planes de expansión, y salir al MAB es más barato y accesible que a la Bolsa tradicional.

¿Qué riesgos tiene?

Las empresas sacan una pequeña parte del capital a cotizar. La liquidez es baja.