Política monetaria

El BCE decide que su próxima inyección de liquidez durante 1 año sea al 1%

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy que el tipo de interés de su próxima inyección de liquidez durante un año sea el 1%, la actual tasa para sus operaciones de refinanciación principales.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dijo que "esta decisión, que continúa garantizando el apoyo de liquidez al sistema bancario del área euro por un periodo de tiempo más amplio en condiciones muy favorables, debería fomentar la extensión del crédito a la economía de la zona del euro y, por lo tanto, respaldar más su recuperación".

Las últimas semanas los mercados financieros habían especulado que el BCE incrementaría el tipo de interés para esta operación de refinanciación con vencimiento a un año, que tendrá lugar el próximo 30 de septiembre y es la segunda que acomete.

A finales de junio, el BCE prestó a los bancos comerciales de la zona del euro 442.240 millones de euros (627.980 millones de dólares) durante un año, la cantidad máxima que la entidad ha adjudicado hasta ahora en una subasta.

En la primera operación de refinanciación con un año vencimiento (exactamente 371 días) participaron 1.121 bancos, un número extremadamente alto.

Con esta medida extraordinaria el BCE quiere facilitar a los bancos comerciales que concedan créditos a largo plazo y de este modo apoyar la reactivación de la economía de los países del euro, que ha atravesado la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

El BCE mantiene en su segunda operación unas condiciones muy favorables para los bancos comerciales: un tipo de interés de tan sólo el 1% y durante un período de un año.

El banco europeo anunció a comienzos de mayo que iba iniciar operaciones de financiación a plazo más largo con vencimiento a un año.

Hasta ahora el vencimiento máximo de las operaciones de refinanciación a largo plazo del BCE era seis meses.

Desde octubre de 2008 el BCE ha recortado los tipos de interés en 3,25 puntos porcentuales hasta el 1%, ha prestado liquidez sin límites y ahora compra bonos garantizados (cédulas hipotecarias y territoriales).

La inyección de liquidez con vencimiento a un año ha reducido la demanda de efectivo a corto plazo, como se ve en las subastas semanales del BCE, que son su operación de refinanciación principal.