Política monetaria

Trichet alerta que la recuperación de la zona euro será "muy gradual"

El Banco Central Europeo (BCE) revisó hoy al alza sus pronósticos de crecimiento de la zona del euro para 2009 y 2010 debido a que el comportamiento de la actividad económica fue en el segundo trimestre mejor de lo esperado. De este modo, Jean-Claude Trichet dijo que la economía de la eurozona parece estabilizarse tras su fuerte contracción y se enfrenta a una recuperación "muy gradual".

Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo
Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dijo que la entidad prevé ahora una caída del Producto Interior Bruto (PIB) de entre el -4,4% y el -3,8% en 2009 y un crecimiento de entre el -0,5% y el 0,9% en 2010. En junio, el BCE había pronosticado una contracción del PIB entre el 5,1% y el 4,1% para 2009 y un crecimiento entre el -1 y el 0,4% en 2010.

Además, la entidad monetaria europea también revisó al alza sus proyecciones de inflación para este año y el próximo, aunque en menor medida que las de crecimiento económico. El BCE prevé ahora una inflación de entre el 0,2% y el 0,6% en 2009 y de entre el 0,8% y el 1,6% en 2010, dijo Trichet. En junio, el banco europeo había pronosticado una tasa de inflación de entre el 0,1% y el 0,5% para este año y entre 0,6% y el 1,4% para el próximo.

El BCE insinúa que seguirá manteniendo los tipos en el 1%

Trichet consideró además que los tipos de interés al 1% para la zona del euro son "apropiados", lo que significa que los mantendrá en este nivel el próximo mes.

Previamente, el consejo de gobierno del BCE decidió por unanimidad dejar inalterado el precio del dinero en este nivel históricamente bajo para apoyar el incipiente crecimiento económico.

El presidente del BCE hizo hincapié en que "los indicadores para el tercer trimestre de 2009 apoyan la idea de que la economía de la zona del euro se estabiliza más". "A corto plazo, el área euro debería continuar beneficiándose de la recuperación de las exportaciones, el significante estímulo macroeconómico en marcha y las medidas adoptadas hasta ahora para restaurar el funcionamiento del sistema financiero", dijo Trichet.

La institución europea informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75%. A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%.

Pese a la revisión al alza de las proyecciones económicas para este año y el próximo, Trichet hizo hincapié en que el consejo de gobierno considera esencial mantener una postura de "prudencia " y "cautela".

La actividad económica de la zona del euro se contrajo sólo un 0,1% en el segundo trimestre, recordó Trichet.

Para combatir la crisis financiera y económica, la entidad monetaria ha reducido los tipos en 325 puntos básicos desde el pasado 8 de octubre, lo que ha llevado la tasa desde el 4,25% al 1% actual, ha prestado a los bancos liquidez de forma ilimitada y compra actualmente bonos garantizados (como por ejemplo las cédulas hipotecarias y territoriales de España).

Por su parte, el Banco Central de Suecia (Sveriges Riksbank) también mantuvo sus tipos en el 0,25% y aseguró que mantendrá el precio del dinero en este bajo nivel durante un periodo de tiempo largo para contribuir a una recuperación estable. En EE UU las tasas se sitúan entre el 0 y el 0,25% y en Japón en el 0,1%.