Medidas

El Gobierno chino propone un mayor control ante las intoxicaciones por metales pesados

El ministro de Medio Ambiente chino, Zhou Shengxian, defendió hoy la necesidad de que se incrementen las medidas para controlar el envenenamiento por metales pesados, en respuesta al incremento de los casos de intoxicación por plomo detectados especialmente entre la población infantil, según informaron los medios estatales.

La situación se hace especialmente delicada en provincias como Shaanzi, Hunan, Henan y Yunnan, donde se han extendido las protestas de padres con hijos enfermos. Estos menores sufren las consecuencias de la repetida exposición al metal y podrían padecer daños en su desarrollo mental.

Shengxian explicó al estatal ''Diario del Pueblo'' que las autoridades deben adoptar "medidas eficaces" y preventivas ante la contaminación de plomo, mercurio, cadmio, cromo o arsénico. "Es necesario cooperar con otros departamentos y llevar a cabo una rectificación exhaustiva de la contaminación por metales pesados", añadió el ministro.

La preocupación se ha trasladado a la localidad de Dazhai, en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, y que se ha convertido en el último foco de contaminación masiva. Más de 200 niños de Dazhai y de la cercana aldea de Yingpan tienen niveles de plomo en sangre por encima de los recomendables.

Los residentes culpan de las enfermedades detectadas a un parque industrial que procesa metales como aluminio o cobre. "Nos han dado medicinas para esto, pero está causado por la polución de las industrias y deberían responsabilizarse por ello", denunció el ciudadano Xu Guqin, de 31 años. Algunos padres advierten de que sus hijos han perdido el apetito y sufren distintos problemas estomacales y digestivos a causa de la excesiva contaminación. Se quejan de que las autoridades locales realmente no atajan el origen del conflicto y no ponen el ojo en la potente industria china.