Oferta masiva

Santander recomprará bonos con descuento por 16.500 millones

Santander quiere reforzar su balance y reactivar el mercado secundario de titulizaciones. Para ello, la entidad ha realizado una oferta masiva a inversores institucionales para comprar con descuento 27 fondos hipotecarios de activos del propio grupo. El banco podría obtener hasta 2.887 millones de euros en plusvalías.

Oficina del Santander
Oficina del Santander

El grupo Santander calienta motores para el comienzo de la temporada otoñal. Con el objetivo de mejorar la estructura de recursos propios y fortalecer el balance, la entidad anunció ayer una operación para recomprar algunas de sus propias emisiones de titulizaciones hipotecarias.

En un comunicado remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco explica que ha invitado a los inversores institucionales que poseen fondos de titulización con activos crediticios de Santander a venderle estos activos con un descuento. La propuesta afecta a 27 fondos, con un importe pendiente de vencimiento de 16.488 millones de euros.

Las titulizaciones hipotecarias son agrupaciones de préstamos, que la banca distribuye entre inversores para obtener liquidez y financiar la expansión del negocio. En los años de auge inmobiliario toda todas las entidades utilizaron estos instrumentos.

SANTANDER 2,89 1,53%

Los descuentos con que quiere recomprar sus propios títulos Santander van del 5% en el caso de fondos respaldados por créditos a pymes, al 39% ligado a fondos cuyo colateral son hipotecas concedidas por la financiera UCI, perteneciente al grupo español y al francés BNP Paribas.

El importe total que ofrece el banco son 13.600 millones, frente a los 16.500 millones que están pendiente de vencimiento. Si todos los propietarios de estos títulos aceptaran la propuesta, las plusvalías del banco serían de 2.887 millones. La fecha tope de aceptación es el 7 de septiembre. Además de fortalecer sus recursos propios, Santander quiere reabrir el mercado secundario de titulizaciones, cerrado desde agosto de 2007, cuando comenzó la crisis.

Fuentes de la entidad subrayan que esta iniciativa demuestra la capacidad del grupo para generar liquidez, y la confianza en la buena evolución de la morosidad entre sus propios créditos.

Recupera 3.540 millones de deuda subordinada

Otra de las fórmulas que el grupo Santander está poniendo en práctica para reforzar su balance es con el canje de deuda subordinada. A comienzos de julio, la entidad se propuso el intercambio de hasta 9.100 millones de participaciones preferentes por deuda. Hasta el momento, ha conseguido recuperar 3.540 millones. En una primera fase reintegró títulos por 3.100 millones, con unas plusvalías de 555 millones. En la segunda se añadieron otros 440 millones de deuda. La última se enfocará en seis tramos para inversores de Estados Unidos, por un total de 2.780 millones. Estas operaciones sirven para que Santander refuerce su solvencia, pues consigue que algunos activos que no computaban como capital en el grupo pasen a contabilizarse como capital de la máxima calidad.