Reunión ECOFIN

Los ministros de finanzas de la UE se marcan como objetivo alcanzar la estabilidad presupuestaria

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea informarán a los líderes del bloque dentro de 10 días que no hay espacio para mayores estímulos fiscales y que ahora los Gobiernos deberán avanzar hacia la estabilidad presupuestaria a medida que se recupera la economía.

En un informe sobre la implementación del Plan de Recuperación Económica Europea -un plan de estímulo acordado por los líderes de la UE en diciembre pasado- los ministros dijeron que el apoyo presupuestario a la economía del bloque de 27 países representó un 5%del PIB de la UE.

De este monto, 1,8% corresponde a medidas de estímulo discrecionales, mientras que el resto corresponde a los denominados estabilizadores automáticos -gastos en seguridad social que aumentan cuando el crecimiento económico se desacelera.

"Con el panorama económico y presupuestario proyectado por la Comisión (Europea) a comienzos de mayo, no se deberían entregar mayores estímulos presupuestarios y la atención debería cambiar hacia la consolidación, manteniendo el ritmo con la recuperación económica", decía un borrador del informe que será adoptado por los ministros el martes en Luxemburgo.

"Existe una necesidad clara para una estrategia de salida creíble y confiable, entre otras cosas mediante la mejora del marco de trabajo fiscal en el mediano plazo", dice el borrador obtenido por Reuters.

Este año y el próximo la mayoría de los países de la UE romperán la regla de la UE respecto a que los déficits no deben superar el 3% del Producto Interno Bruto. Países como Irlanda, Letonia y Gran Bretaña tendrán déficit de dos dígitos.

En 2010, el déficit podría llegar al 7,3%

Según proyectó la Comisión Europea, el saldo negativo de presupuesto para los 16 países de la zona euro alcanzará un 5,3% este año y un 6,3% en el 2010, desde un 1,9% en el 2008. Según la misma proyección, en toda la Unión Europea el déficit aumentará a un 6,0% este año y a un 7,3% en el 2010, a menos que haya un cambio de políticas, desde un 2,3% en el 2008.

Ordenar las finanzas públicas nuevamente después de los masivos gastos para amortiguar la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial será la mayor prueba para las leyes de presupuesto de la UE, que fijan como meta un balance de presupuesto o un superávit.

"El desafío ahora es asegurar que las medidas temporales sean revertidas una vez se recupere la economía", decía el borrador. El informe se presentará a los líderes de la UE en su reunión en Bruselas del 18 y 19 de junio.