Minería

Río Tinto rompe con Chinalco y se une de nuevo a BHP

El grupo minero Río Tinto ha roto su alianza con la china Chinalco y volverá a negociar con su rival BHP Billiton una fusión para producir mineral de hierro. El acuerdo con Chinalco, lanzado en febrero, era un desesperado intento de Río Tinto por recortar su deuda, que sumaba 38.000 millones de dólares, pero nunca logró la aprobación plena de los accionistas de Río. La ruptura deja a China, el mayor productor siderúrgico del mundo, con sólo dos proveedores: Río y BHP -eventualmente aliadas- y a la brasileña Vale, que controlan un 70% del mercado de mineral de hierro.

El nuevo acuerdo entre las dos empresas revive parte del plan de venta de Río Tinto a BHP que había fracasado el año pasado y representa una victoria para los accionistas de Río Tinto, que se habían opuesto a un acuerdo con Chinalco argumentando que favorecía a la estatal china y que daría al gigante asiático gran influencia sobre el precio de materias primas claves como el mineral de hierro. Río pagará una indemnización de 195 millones de dólares a Chinalco por romper el acuerdo.

Río y BHP combinarán sus operaciones en una empresa, generando ahorros de al menos 10.000 millones de dólares. Abastecerán alrededor de 270 millones de toneladas de hierro al año -Vale produce 240 millones de toneladas-.

BHP pagará a Río Tinto 5.800 millones de dólares para tener el 50% de la joint venture. Para recortar deuda, Río intentará captar 15.200 millones de dólares a través de una ampliación.