Coyuntura económica

El primer trimestre se salda con la mayor destrucción de empleo de la democracia

Se pierden 8.500 empleos cada día y los parados alcanzan los cuatro millones.

El deterioro del mercado laboral ha alcanzado cotas impensables hace apenas pocos meses. En el tercer trimestre de 2007, la tasa de paro bajaba hasta el 8,03% de la población activa, lo que suponía el nivel más bajo en 30 años. En un año y medio, ese indicador se ha multiplicado por dos (llegó al 17,36% en el primer trimestre de 2009) y ha provocado que el número de parados supere por primera vez desde 1976 la cifra de los cuatro millones de parados.

El Ejecutivo había redoblado en los últimos días las declaraciones sobre la imposibilidad de que el número de parados superara los cuatro millones de población activa a lo largo de este año. Sin embargo, la gravedad de la crisis ha sido mucho más tozuda que los mensajes políticos y esta barrera ya ha sido superada en el primer trimestre. La recesión económica ha cogido velocidad de crucero en España y ha provocado que en los últimos doce meses se hayan destruido 1,3 millones de empleos en España, de los que la mitad (766.000 puestos de trabajo, un 3,8% más en tasa anual) se han extinguido entre enero y marzo. Esto supone un ritmo de destrucción de empleo que supera los 8.500 trabajadores al día, el ritmo más elevado en lo que va de democracia, y es una muestra de que las medidas impulsadas desde el Ejecutivo, como el Fondo de Inversión Estatal, dotado con 8.000 millones de euros en 2008 para la ejecución de obras en los ayuntamientos, aún no han surtido efecto en el mercado laboral.

Deterioro de los servicios

Un millón de desempleados no percibe prestación

Por sectores, los servicios parecen haber tomado el relevo de la construcción como el sector que más está sufriendo los efectos de la crisis económica. En el primer trimestre registraron una destrucción de empleo de 454.700 puestos de trabajo, lo que supone un aumento del 3,3% respecto al mismo período de 2007. Le sigue la construcción en la que se destruyeron 202.800 empleos (un 4,9% en tasa interanual, mientras que ) y la industria con 142.500 efectivos menos (-4,7%). Sólo la agricultura se salva de la recesión, ya que en los tres primeros meses del año creó 34.000 nuevos puestos de trabajo.

Pero quizá dónde más se notan los efectos de la crisis en el mercado laboral es en el fuerte crecimiento experimentado por el paro por comunidades autónomas. El número de personas desempleadas subió en todas las comunidades autónomas, especialmente en Baleares, con un alza del 59,3% en tasa anual, Cantabria (40,6%) y Cataluña (36,6%), mientras que la tasa de paro ya supera el 20% en tres comunidades autónomas: Canarias (26,1%), Andalucía (24%) y Extremadura (21,7%). Por provincias, la más alta la obtiene Las Palmas, con un 27,6%.

En los últimos doce meses, el paro ha subido en 1,823 millones de personas, lo que representa un incremento del 84,4% en tasa interanual, cebándose más en los hombres que en las mujeres. De hecho, el paro masculino se incrementó en 1,17 millones de desempleados en el último año, con un repunte del 115,6%, mientras que el femenino aumentó en 659.300 paradas, un 57% más. Sólo en los tres primeros meses de 2009, el número de desempleados se elevó en 802.800 personas, lo que supone un incremento del 25%. Con los últimos datos de los Servicios Públicos de Empleo, correspondientes a febrero, ya hay más de un millón de parados que no perciben ninguna prestación.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, calificó esas cifras como malísimas, 'que suponen un mazazo y confirman que el empleo es el talón de Aquiles de la economía española en situaciones de crisis económica'. Granado señala que el aumento en el despido de trabajadores con contratos temporales y el incremento de desempleo femenino son los factores que han acelerado la destrucción de empleo. Asimismo anunció la creación de un portal en internet que permitirá a los desempleados gestionar sus prestaciones desde el propio domicilio para reducir las colas en las oficinas de desempleo.

La mayoría de economistas consultados asegura que este tan sólo es el principio de un profundo deterioro del mercado laboral, donde la tasa de paro puede superar el 20% de la población activa a corto plazo. José Luis Martínez, economista jefe de Citigroup en España, señala que la cifra es mala, pero no que no debe sorprender porque pone de relieve la profundidad de la crisis. 'Creo que en 2010 podremos llegar a una tasa de paro cercana al 22% y este año vamos a estar cerca del 19%, siempre dependiendo de cómo evolucionen las cosas en el exterior'. Xavier Segura, director del servicio de estudios de Caixa Catalunya, apunta que el impacto de la crisis económica es generalizado en toda Europa, pero que la tasa de paro en España es incomparable. 'Toda esta diferencia no puede explicarse solamente por la crisis e implica la necesidad de cambiar la estructura de este sector', recalca.

Esa petición fue también recogida el viernes por el FMI, quién reclamó a España que si pone en marcha nuevos paquetes de estímulo debería vincularlos 'estrechamente' a planes que permitan afrontar los problemas estructurales que padece el país como el mercado laboral, según informa Ana B. Nieto. 'El Gobierno español ya ha adoptado medidas fiscales considerables', afirmó el subdirector del Departamento Europeo del FMI, Ajai Chopra, quien subrayó que los planes puestos en marcha por el Ejecutivo para reactivar la economía equivalen al 4% del PIB y que en ese tiempo ha habido una merma del saldo fiscal superior al 10%.

Hogares. Un millón con todos en paro

La sangría del desempleo deja el número de hogares con todos sus miembros activos en paro en 1.068.400. En el último año, la cifra ha crecido en 555.800, y sólo entre enero y marzo las familias en las que todos sus componentes en edad y con voluntad de trabajar están sin empleo subieron en 241.200. Hay medio millón menos con todos sus miembros activos trabajando, para quedar en 9.595.100.

Nacionalidad. 28% de desempleo entre extranjeros

El paro crece prácticamente el doble entre españoles (524.700 personas) que entre extranjeros (278.100). Sin embargo, la menor participación de los foráneos en el mercado laboral hace que el aumento del paro sea entre ellos de 7,13 puntos, para quedar en el 28,39%. Con ser grave la situación de los nacionales, el avance de 2,72 puntos deja su tasa de paro bastante por debajo: en el 15,24%.

Tipología. La temporalidad baja 2,5 puntos

Pese a la gravedad del deterioro económico, en el primer trimestre todavía se crearon 63.400 puestos de trabajo indefinidos, para situar el total en 11.817.300. El ajuste del empleo se centra íntegramente en la contratación temporal, que pierde 528.500 empleos, hasta quedar en 4.025.700. Con todo ello, la tasa de temporalidad cae hasta el 25,41%, después de caer dos puntos y medio en el trimestre.

Género. Las mujeres, más afectadas

Hasta 1.814.900 mujeres se encontraban en situación de desempleo al terminar el mes de marzo, según la EPA. En el último trimestre, el paro femenino aumentó en 2,9 puntos, hasta situarse en el 18%. La de los hombres aumentó con más intensidad, un 3,9%, aunque la tasa de paro masculina sigue por debajo de la femenina: 16,86%. En todo caso, los niveles entre géneros tienden a aproximarse.

La oposición. El PP exige un pleno especial

El portavoz adjunto de Economía del Grupo Popular, Álvaro Nadal, exigió el viernes la convocatoria de un pleno monográfico en el Congreso para abordar los 'datos terroríficos' del paro conocidos este viernes.

Nadal puso el acento en 'la grave destrucción del tejido productivo', ya que más de 200.000 autónomos y perdieron su puesto de trabajo en el primer trimestre del año.