Informe de DBK

El patrimonio gestionado por la banca privada caerá un 10% este año

El volumen de patrimonio gestionado por la banca privada caerá este año un 10%, tras descender el pasado año un 15,6% como consecuencia del deterioro de la coyuntura económica, la crisis financiera internacional y el impacto de las turbulencias financieras en la confianza de los inversores, según un informe de la consultora DBK.

Concretamente, el volumen de patrimonio gestionado en el mercado de banca privada ha seguido acusando durante el primer cuatrimestre de 2009 la depreciación de las carteras de renta variable y la paralización de las inversiones, en un contexto de recesión económica, que ha limitado la generación de riqueza.

Además, según la consultora, la actitud de los inversores ha seguido marcada por la aversión al riesgo y la toma de posiciones defensivas, acentuándose el desvío del patrimonio invertido hacia activos conservadores, lo que ha repercutido en un deterioro de los márgenes de rentabilidad obtenidos por las entidades.

En este contexto, el informe pone de manifiesto que la gestión tradicional de carteras se impone como modelo de negocio y la captación y retención de clientes se consolida como objetivo prioritario de las entidades, frente las estrategias centradas en el producto y la maximización de la rentabilidad a corto plazo.

Por su parte, el patrimonio gestionado en banca personal cerrará el ejercicio 2009 con un crecimiento en torno al 5%, según los datos de la consultora.

240.000 millones en 2008

Tras crecer en el período 2005-2007 a un ritmo medio anual cercano al 30%, el volumen de patrimonio gestionado por entidades o unidades especializadas de banca privada registró en 2008 un descenso del 15,6%, hasta situarse en 240.000 millones de euros.

La fuerte depreciación de las carteras invertidas, consecuencia de la caída de los mercados bursátiles, el deterioro de la coyuntura económica y los movimientos de desinversión acometidos por algunos clientes, traspasando parte de su patrimonio a productos de banca tradicional, son los principales factores explicativos de esta tendencia.

No obstante, según DBK, el descenso en la cifra total de patrimonio gestionado se vio suavizado por la decisión adoptada por algunas entidades, sobre todo de banca universal, de rebajar el patrimonio mínimo exigido de cara a ampliar la cartera de clientes en sus divisiones de banca privada.

En este contexto, las entidades de banca universal han reforzado su posición de liderazgo, de modo que las divisiones especializadas de banca privada pertenecientes a bancos y cajas de ahorros incrementaron hasta el 63% su cuota de participación sobre el patrimonio total en 2008, en detrimento de las entidades de banca especializada y, sobre todo, otras entidades no bancarias, que vieron reducidos sus porcentajes hasta el 32% y 5%, respectivamente.

El número de clientes de entidades o unidades especializadas en banca privada alcanzó los 300.000 en 2008, un 3,8% más que en el año anterior, registrando el patrimonio medio por cliente un notable descenso.

Por último, el patrimonio gestionado por unidades especializadas en banca personal alcanzó los 250.000 millones de euros a finales de 2008, estando más del 97% en manos de las entidades de banca universal.