Política monetaria

Los tipos, al 1,5% y podrían caer más por la gravedad de la crisis

El BCE ha bajado 50 puntos básicos los tipos directores de la zona euro, hasta situarlos en el 1,5%, su cota mínima desde la creación del euro. Trichet ha afirmado que la entidad podría bajar aún más el precio del dinero dada la gravedad de la crisis.

Jean-Claude Trichet
Jean-Claude Trichet

El Banco Central Europeo ha situado los tipos directores en el 1,5%, tras bajarlos 50 puntos básicos. El organismo sitúa de esta forma los tipos de la zona euro en su nivel más bajo desde la creación de la moneda única.

En la rueda de prensa posterior a la decisión que el banco central, Trichet ha dejado abierta la puerta a nuevos recortes de tipos si la situación lo hace necesario. Trichet afirmó que la institución "no tiene las manos atadas" respecto a la posible adopción de nuevas medidas "no estándar" de cara a combatir la recesión y aseguró que la entidad no tiene decidido de antemano cual es límite inferior para los tipos de interés.

"Es un nivel muy bajo, casi cero", señaló Trichet, quien pese a "mi opinión ya conocida sobre una política de interés cero", reiteró que "no podemos excluir nada".

El BCE también redujo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, del 3 al 2,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, del 1 al 0,5%.

Empeoran las previsiones económicas

Por otro lado, el presidente del BCE Trichet indicó que los economistas de la entidad han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB en la zona euro para 2009 por el agravamiento de la recesión y ahora esperan una contracción de entre el 3,2% y el 2,2%, mientras que para 2010, cuando se prevé una "recuperación gradual" de la economía, las previsiones sitúan un rango que oscila entre una contracción del 0,7% y un crecimiento del 0,7% (escucha el audio en Cadena Ser).

Trichet espera que la inflación se sitúe en 2009 y 2010 por debajo del nivel del 2%. En 2010, "se espera que la economía se recupere gradualmente, al mismo tiempo que las expectativas de inflación estarán ancladas a medio-largo plazo en línea con el objetivo de mantener la inflación por debajo pero cerca del 2% a medio plazo", ha comentado Trichet.

Además, apuntó que la caída actual de la inflación "refleja el declive severo de la actividad económica". La inflación de los países de la zona euro se situó en el 1,2% en febrero, inferior a la meta del 2% impuesta por el banco central.

La previsión de que la inflación de la eurozona se sitúe este año por debajo del 2% se debe, según el economista al "abaratamiento de las materias primas y las menores presiones domésticas sobre precios y costes por la severa contracción de la actividad económica".

Evolución macroeconómica

Trichet ha explicado que la economía mundial se ha debilitado notablemente en los últimos meses, afectando también y de manera creciente a las economías de mercados emergentes. En este ambiente, la caída del comercio internacional se ha visto acompañada de "un pronunciado descenso" de la demanda interna de la eurozona, de ahí que en el cuarto trimestre de 2008 el PIB de la zona euro se contrajera un 1,5%, según la primera estimación del Eurostat.

Según el BCE, la actividad económica de los países de la zona euro se ha mantenido débil en los primeros meses de 2009, pero "el consejo directivo del BCE espera que tanto la demanda global como doméstica baje en 2009 y a partir de ahí se recupere gradualmente", aseguró Trichet.