_
_
_
_
_
CincoRed

La seguridad informática evita el impacto de la crisis

Empresas y Administraciones mantienen la inversión en esta área por el miedo a los ataques online y a la pérdida de datos.

Las grandes empresas de la industria de la seguridad informática parecen haber esquivado el impacto de la crisis económica. Al menos hasta ahora. Symantec, McAfee o Check Point presentaron unas cuentas del último trimestre por encima de las previsiones de los mercados. Esta evolución ha permitido a muchas de ellas situarse en el llamado club de las empresas que resisten a la recesión, tal y como han definido algunos blogs financieros estadounidenses a las compañías que no han sufrido un duro castigo bursátil. Por ejemplo, en los últimos tres meses, Symantec y Check Point acumulan una revalorización en Bolsa del 13% y el 8%, respectivamente, periodo en el que el Nasdaq ha caído un 7%.

Rafael Ortega, socio de Seguridad Informática de Ernst & Young, cree que las empresas de esta industria se han visto favorecidas por la fortaleza de áreas como la gestión de los servicios de seguridad para compañías y administraciones públicas. Además, señala que las firmas están consolidando los ingresos procedentes de las adquisiciones de los últimos años, una estrategia con la que han ampliado su cartera de productos.

En este marco, Gabriel Martín, director general de Symantec España, cree que los clientes empresariales ya no pueden dejar de invertir en seguridad puesto que están viendo que la información de sus empresas puede verse comprometida. Jean-Marc Thoumelin, director para el sur de Europa de Trend Micro, señala que los clientes han dejado de ver a la seguridad como un gasto 'para apreciarlo como una inversión necesaria para cuidar de uno de sus activos más importantes, que no es otro que los datos almacenados en medios informáticos'.

Además, las inversiones en seguridad han venido motivadas también por la intención de las corporaciones de defenderse de ataques internos. Blas Simarro, director técnico de McAfee para España y Portugal, explica que los despidos masivos y las malas perspectivas 'llevarán a un gran aumento del número de empleados en situación económica desesperada que podría hacer un uso indebido de información empresarial valiosa'. Un informe de la firma Ponemom Institute señala que el 59% de los empleados de EE UU que perdieron o dejaron su trabajo el pasado año robó información confidencial.

Este escenario muestra que las empresas siguen fortaleciendo sus defensas. Simarro apunta que las compañías son conscientes de que no basta con tener un antivirus y un firewall para protegerse sino que 'necesitan soluciones para analizar y gestionar posibles vulnerabilidades'. Martín pone como ejemplos el fuerte incremento de la demanda de los servicios gestionados de seguridad, de correo electrónico limpio así como de gestión y hospedaje.

A su vez, Juan Santana, consejero delegado de Panda, indica que hay una tendencia clara hacia la implantación de la seguridad como servicio (SaaS). El directivo indica que la implantación de estas soluciones no requiere de inversiones en infraestructuras nuevas y proporciona un ahorro para los clientes de hasta el 50%.

Por su parte, Jordi Gascón, responsable de Seguridad e IT Governance de CA, indica que entre los productos que están pidiendo los clientes figuran las soluciones de control de identidades y accesos 'que permiten determinar quién es el usuario y a qué sistemas y datos puede acceder', así como soluciones de gestión de roles que identifican y proporcionan acceso a los sistemas en función de su posición. Mientras, Raúl Benito, responsable de Distribución de Check Point, apunta que su compañía está viendo una gran demanda de las soluciones para seguridad de los datos en grandes empresas y administraciones públicas.

En cualquier caso, otros expertos advierten que la regulación es también una palanca para la inversión. 'El sector financiero tiene un entorno regulatorio que obliga a las entidades a invertir en este tipo de soluciones', dice Ortega. Y puede ir a más. Gascón recuerda que los escándalos financieros, el clima de desconfianza y la crisis del sistema bancario 'están empujando a un mayor número de regulaciones internacionales, nacionales e internas'.

Casi ningún sector queda fuera de peligro

Durante este periodo de recesión, algunas corporaciones han profundizado en sus barreras de seguridad. Gabriel Martín, de Symantec, afirma que su empresa ha detectado un interés creciente en el sector financiero por las soluciones contra la fuga de datos, de las operadoras de telecomunicaciones por las tecnologías de automatización, mientras que en los gobiernos hay 'una fuerte demanda de soluciones completas'.En este sentido, Blas Simarro, de McAfee, indica que la creciente presión de los intentos de fraude, en parte debido a la coyuntura económica, en los servicios financieros ha llevado a las empresas de este sector a elevar las inversiones en seguridad. Al mismo tiempo, las administraciones públicas están invirtiendo en mejorar sus plataformas de seguridad, 'debido a los cambios legislativos aprobados en los últimos años', según señala Jean-Marc Thoumelin, de Trend Micro, que pone como ejemplo en España la Ley de la Administración Electrónica; 'los ciudadanos podrán realizar consultas y trámites vía internet y eso requiere obviamente una inversión importante en sistemas de seguridad'.Y es que empresas, administraciones y los propios usuarios no dejan de tener nuevas amenazas. Por ejemplo, PandaLabs indica que recibe cerca de 35.000 ficheros sospechosos diarios de los cuales, entre 20.000 y 25.000 'son ejemplares nuevos de malware', dice Juan Santana, máximo responsable de Panda, quien añade que en 2008 se recibieron 15 millones de ejemplares de nuevo malware, 'más que en toda la historia de la empresa, fundada en 1990'. Jordi Gascón, de CA, advierte sobre el incremento del número de ataques zero day, que explotan la vulnerabilidad del sistema operativo o del programa el mismo día que se conoce, mientras no existe remedio.Simarro señala las amenazas escondidas en la nube. 'Los cibercriminales están experimentando una transición hacia internet como principal vehículo para aprovecharse de las atracciones de la web 2.0', indica. El directivo advierte también sobre el malware dirigido a dispositivos de consumo como las memorias flash o los dispositivos USB.

Tendencia de crecimiento en el volumen de negocio

Symantec registró unos ingresos de 1.539 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal, un 1% más que en el mismo periodo del año anterior. El margen bruto se situó en el 86,6% frente a una previsión de los expertos del 85,7%. Todd Weller, analista de Stifel Nicolaus, indica en un informe que la firma se ha visto favorecida por la mejora en la ejecución de las ventas y la aportación de las adquisiciones realizadas.Los ingresos de McAfee crecieron un 19% en el cuarto trimestre hasta 424 millones de dólares. Weller indica que la compañía registró una evolución sólida en su negocio de productos de consumo y apunta que en este trimestre, la firma mantendrá 'un crecimiento razonable'. La firma prevé para el primer trimestre unos ingresos de entre 440 y 460 millones, frente a una previsión de los analistas de 424 millones.Check Point facturó 808 millones de dólares en el ejercicio de 2008, un 11% más que en 2007, y por encima de las estimaciones del mercado. La firma adquirió el negocio de aplicaciones de seguridad de Nokia, lo que le aportará unos ingresos anuales de 100 millones.Trend Micro vio cómo sus ingresos cedían un 8% en el cuarto trimestre, si bien en el conjunto del año logró elevar esta magnitud un 2% hasta 985 millones. Algunos analistas prevén que los ingresos caigan un 6% en el primer trimestre por la ralentización económica.Panda Security no ha publicado resultados de 2008 si bien, su consejero delegado, Juan Santana, asegura que el crecimiento interanual de los últimos meses 'se sitúa en un 20%' gracias al crecimiento en países como EE UU, Francia, Alemania o el Benelux.

Pymes retrasadas

Algunos expertos han detectado un mayor retraso de las soluciones de seguridad en las pymes. Jean-Marc Thoumelin, de Trend Micro, dice que estas firmas están pasando por un momento más crítico y han ralentizado la inversión en tecnologías de seguridad.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_