Coyuntura

Economía recomienda subidas salariales del 1% o inferiores

La referencia para negociar los incrementos salariales de los convenios colectivos de 2009 debe ser el 1% o inferior a esa cifra. Esta es la respuesta del Ministerio de Economía y Hacienda a distintos responsables patronales que solicitaron a este departamento una previsión del IPC para este año, con el fin de negociar las alzas retributivas de sus trabajadores.

Cuál es la previsión de inflación para 2009, con el fin de tomarla como referencia para negociar los salarios de los convenios colectivos? Una pregunta similar a ésta fue la realizada de forma telefónica a técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda, por parte de distintos dirigentes y negociadores empresariales de la patronal del metal (Confemetal).

Las respuestas fueron distintas, pero de todas ellas se desprendía que el alza media de los precios este año será del 1% o inferior.

En concreto, los dirigentes de la citada patronal obtuvieron como respuesta el 0,8%, que coincide con el IPC interanual registrado en enero, si bien la pregunta fue formulada con anterioridad a conocer ese dato. Otros negociadores de convenios de organizaciones del metal recibieron como respuesta el 1%, que es el deflactor del consumo privado o, incluso, el 0,6% (deflactor de la Comisión Europea). Otras asociaciones empresariales reconocieron también tener respuestas de Economía, por escrito, que fijaban como referente salarial el citado 1%.

Economía confirma la referencia

Fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda también reconocieron que, 'a pesar de que el Gobierno no establece una estimación oficial de IPC, a las patronales que han preguntado se les ha dado como referencia, de entre todos los datos macroeconómicos, el 1% del deflactor del consumo privado'. Ante esta incertidumbre, los dirigentes del metal han enviado una circular a sus organizaciones recomendándoles que retrasen todo lo que puedan la revisión de las tablas salariales para 2009 y la negociación de los convenios colectivos que terminen su vigencia. Al menos, hasta que el Gobierno haga pública una referencia de precios oficiosa inferior al 2%. Además de estas consideraciones internas, Confemetal y otras organizaciones empresariales han sido claras en sus peticiones a la cúpula de CEOE: la fórmula de fijación de salarios que incluirá el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) de 2009 -que la patronal empezará a negociar con los sindicatos esta semana- 'debería ser objeto de revisión porque no es válida en momentos de crisis', indica un documento interno de Confemetal.

Esta fórmula para determinar las alzas salariales consiste en un crecimiento de las retribuciones igual al IPC previsto (2%) más la suma de parte de la productividad (sin agotarla) y con cláusulas de revisión salarial ante desvíos de la inflación.

En la práctica, esto se ha traducido en subidas medias pactadas en convenio de entre el 3,5% y el 4,2% en los últimos seis años, desde que se firman los ANC. Pues bien, los empresarios de la industria del metal critican que la citada fórmula para determinar salarios 'no tiene en cuenta el conjunto de costes ligados al empleo y actúa sin más como una cláusula de indiciación'.

En definitiva, Confemetal sugiere que 'los negociadores deben cambiar la forma de cálculo del incremento salarial, cifrándolo en un porcentaje (a determinar) y no en el IPC'.

Además, demandan que, en el caso de que la nueva fórmula mantenga la referencia a la inflación, incluya también cláusulas de revisión 'a la baja', que recojan la posibilidad de que el IPC real sea inferior al previsto y, por lo tanto, la empresa pueda descontar de los sueldos la diferencia producida a su favor. CEOE calcula que medio millón de trabajadores tiene este tipo de cláusulas a la baja.

Si bien, las organizaciones empresariales tampoco han visto nunca con buenos ojos las cláusulas de revisión salarial al alza. Y, de hecho, aprovecharán la situación para intentar desactivarlas o, al menos, modificarlas. 'Estas cláusulas -explica el documento de Confemetal- se activan ante cualquier tipo de perturbación que eleve la inflación, tomando como referencia para su aplicación la inflación interanual de diciembre, cuando si se tuviera en cuenta un ámbito temporal más amplio, ello contribuiría a no trasladar a los salarios las incidencias meramente temporales de los precios'. Con estas demandas empresariales, la negociación del ANC para 2009 será muy difícil, ya que los sindicatos han reiterado que, ahora más que nunca, debe mantenerse el modelo de determinación de salarios para incentivar el consumo.

'Pensar en una recuperación pronta es ingenuo o suicida'

'Es ingenuo, cuando no suicida, pensar en que la recuperación puede ser pronta y sin más daños para la actividad y el empleo que los sufridos hasta ahora'. Esto es lo que recoge un informe de los técnicos de la patronal del metal (Confemetal) de CEOE, que, además, critica las medidas anticrisis que estima 'poco ambiciosas, de corto recorrido y escasa eficacia'.

La solución pasa, según esta organización empresarial, por una mayor inversión en I+D+i en productos, procesos y formación. 'Todo ello exige una legislación y un sistema fiscal que no sólo incentive esta inversión, sino que no la penalice'. Asimismo, exigen más flexibilidad en la contratación y movilidad de los trabajadores; una rebaja de las cuotas sociales; reducción del gasto corriente de las Administraciones y una armonización normativa entre comunidades.

Nombramiento

Andrés Sánchez de Apellániz, secretario general de la patronal del metal (Confemetal), ocupa, desde el 1 de enero, la presidencia del Comité Ejecutivo y Financiero del Consejo Europeo de los Empleadores del Metal, la Ingeniería y la Industria de Base Tecnológica. Con sede en Bruselas, esta organización agrupa a más de 200.000 empresas de toda la UE, con más de 12,7 millones de empleados.