Transportes

El avión retiene el 64% del tráfico entre Madrid y Barcelona, pese al éxito del AVE

La pugna entre el AVE y el avión en 2008 ha sido favorable a las nuevas líneas del tren veloz. Pero la victoria no ha sido por goleada. En la ruta más emblemática, Madrid-Barcelona, las aerolíneas transportaron 3,7 millones de pasajeros frente a 2,1 del ferrocarril rápido. Además, en el último trimestre el avión recuperó tres puntos de cuota.

Las tres nuevas líneas del tren de alta velocidad inauguradas durante los últimos trece meses han terminado el ejercicio de 2008 con un importante incremento en el número de sus pasajeros y en su cuota de mercado.

La ruta del AVE entre Madrid y Málaga consiguió 2.021.000 pasajeros en el acumulado del ejercicio. Este dato contrasta con el pasaje que optó por el avión y que sumó 1.126.510 personas. Teniendo en cuenta que al final de 2007 el ferrocarril controlaba en el corredor el 31% de la cuota frente al 69% del avión, podemos asegurar que en menos de doce meses el panorama ha sufrido un vuelco total. Sobre el volumen total de viajeros en 2008 de 3,1 millones, el AVE consiguió una cuota superior al 64%, frente al 36% del avión.

La segunda infraestructura del tren veloz que se ha estrenado en el último año es la que une Madrid y Valladolid. En 2008 transportó 534.000 pasajeros. En este caso es imposible establecer comparaciones con ninguna ruta aérea ya que el corredor no existe oferta de este modo de transporte.

El AVE de Málaga ha conseguido el 64% de cuota

La madre de todas las batallas entre el tren veloz y el avión en 2008 se ha librado en el corredor más emblemático del transporte en España: la ruta punto a punto entre Madrid y Barcelona. El número acumulado de pasajeros que ha transportado el avión fue de 3.775.816 personas. Frente a él, la cifra de viajeros que optaron por utilizar el AVE fue de 2.100.000. El transporte aéreo conserva, de este modo, el 64% del tráfico mientras que el AVE arranca el 36%.

Para que la comparación estadística sea más rigurosa hay que tener en cuenta que la ruta completa entre Madrid y Barcelona en alta velocidad ferroviaria fue inaugurada el 20 de febrero de 2008. Entre el comienzo del año y esa fecha se han contabilizado los pasajeros que transportaba el anterior servicio de trenes Alvia con capacidad para circular por vías de ancho distinto.

La evolución de la competencia entre modos de transporte a lo largo del año ha resultado en principio muy favorable para el AVE. A comienzo de 2008 el transporte aéreo tenía una cuota de mercado del 88%, frente al 12% del tren veloz. Las diferencias se fueron recortando de manera acelerada y en el mes de septiembre (53% frente a 47%) parecía que el AVE se colocaba a tiro de piedra para quitar la hegemonía a su rival. De manera sorprendente durante el último trimestre del año el avión ha logrado sobreponerse y ha recuperado tres puntos de cuota frente al AVE. En el mes de diciembre la ganancia ha sido importante hasta recuperar el 56% de los pasajeros frente al 44% que llevó el tren veloz.

La pelea entre tren y avión se ha establecido en el tráfico con origen y destino en Madrid y Barcelona. Sin embargo, el tren veloz tiene la particularidad de que no solo toma y desembarca pasajeros en estas dos urbes. Presta servicio a varias ciudades intermedias (Zaragoza, Lérida, Calatayud, Tarragona, Huesca), lo que le permite contabilizar un número muy superior de pasajeros. En esta perspectiva, durante 2008 en todo el corredor el tren transportó 5,8 millones de viajeros, de los 5,35 millones se embarcaron en los distintos servicios del AVE.

La suma de los efectos de la crisis económica han hecho que en el último trimestre el tráfico general en este corredor se haya resentido y, en términos absolutos, tanto el tren como el avión han perdido posiciones.

Valladolid

Por otra parte, todas las grandes constructoras han entrado en la competencia por el contrato de construcción del nuevo complejo ferroviario de Valladolid, un proyecto presupuestado en 174,77 millones. El proyecto albergará los talleres de Renfe y la construcción de la nueva estación de mercancías que sustituirá a la que actualmente se encuentra en Argales.

La infraestructura es imprescindible para la integración urbana del ferrocarril en Valladolid, tras la desaparición de las vías en superficie y para la posterior recuperación de un centenar de hectáreas donde podrán construirse viviendas e infraestructuras de servicios.

Tráfico inducido

La crisis económica se ha colado en la carrera entre el tren y el avión por la hegemonía en la ruta Madrid-Barcelona. A pesar del importante incremento de capacidad para el transporte, el número total de pasajeros sólo ha crecido el 4% en el ejercicio 2008.