La mayor estafa de la historia

El fraude de Madoff castiga a España, que se lleva el 10% de la exposición total

El fraude del inversor neoyorquino salpica a la banca española, aunque no exista una posición directa en Madoff Securities. Santander es la tercera entidad más expuesta a la estafa. Y, en mucha menor medida y de forma indirecta -ya sea a través de fondos de fondos o productos estructurados-, también han reconocido su exposición BBVA, Caja Madrid y Banesto.

Es mucho dinero para el tamaño del mercado español de fondos de inversión y para lo que es la industria española de hedge funds'. Así resumía ayer un ejecutivo de banca privada la sacudida que ha provocado en España la estafa millonaria de Bernard L. Madoff. El fraude se calcula en unos 37.000 millones de euros de los que, según fuentes del mercado, un 10% ha pasado por el mercado español, en especial por Banco Santander, aunque como esta entidad comunicó, eso no quiere decir que las pérdidas se imputen totalmente a inversores domésticos.

Después de que Santander anunciara el domingo que sus clientes, principalmente inversores institucionales y clientes de banca privada, tendrán que asumir pérdidas por la estafa de 2.330 millones de euros (el banco tenía una posición propia de 17 millones), ayer fue el día en que se retrataron el resto de entidades financieras. La Caixa, Popular, Bankinter y Sabadell -y su filial de banca privada Banco Urquijo- negaron tener exposición a los productos de inversión de la firma financiera de Madoff. Otras entidades declararon un impacto 'residual', como los 2 millones de euros de Banesto, los 2,3 millones de Caja Madrid o los 2 millones de Banca March. La factura sube en cambio en el caso de BBVA, que reconoció que la estafa le puede ocasionar una pérdida potencial de 300 millones, y otros 30 millones en patrimonio de sus clientes, a pesar de no tener inversión directa en Madoff.

En el sector asegurador hay tres compañías afectadas, con dos millones de euros, y nueve planes de pensiones afectados, por 36 millones de euros. Son cantidades 'poco preocupantes', según afirmó ayer Pedro Solbes, Ministro de Economía. En este mismo sentido, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordónez, calificó de 'mínimo' el impacto que tendrá la estafa sobre el sector financiero español.

Pero el alcance del fraude se mide no sólo por las pérdidas directas de todos los clientes de banca privada e inversores institucionales, que invirtieron en Madoff a través de gestoras de fondos especializadas en hedge funds y que ahora han visto evaporarse su inversión. Así, el 20% del patrimonio de Optimal, la gestora de Santander, estaba invertido en activos gestionados por Madoff. La estafa se mide también por las pérdidas que asume cada entidad en su actividad de tesorería al contratar productos de Madoff, por las propias posiciones que toma en fondos de fondos que han destinado parte de su cartera a esta sociedad y por la cobertura de productos estructurados que han vinculado sus inversiones -ya sea directa o indirectamente- a Madoff Investment Securities, como sucede en BBVA.

Según los datos conocidos por ahora, Santander es la tercera entidad más afectada por el fraude de Madoff, sólo por detrás de la gestora Fairfield Greenwich, con más de 5.500 millones de euros, de los que 65 millones corresponden a España. Pero el contagio se extiende por numerosos bancos, en especial europeos: BNP Paribas ha reconocido que sus pérdidas podrían alcanzar 350 millones de euros; HSBC tiene una exposición de mil millones en financiación a inversores en Madoff y Fortis podría perder otros 1.000 millones.

Los detalles del caso

Santander dice que no reembolsará el dinero

Los clientes tendrán que asumir las pérdidas. El Santander asegura que tomarán las medidas legales para defender a los inversores en el Optimal Multiadvisor, pero que no se harán cargo de las minusvalías. En el caso Lehman, el banco buscó una solución para que sus clientes recuperaran la mayor parte de sus ahorros, pero este caso es diferente, pues constituye una estafa. Por este motivo, en el sector explican que, independientemente de su tamaño, es improbable que las entidades asuman las pérdidas.

Fairfield colocó 65 millones en España

Los institucionales españoles invirtieron 65 millones de euros de forma directa en hedge funds gestionados por Fairfield. Uno de sus productos, el Fairfield Sentry, que contaba con 7.300 millones de dólares de patrimonio (unos 5.400 millones de euros), se ha convertido en una de las principales víctimas de Bernard L. Madoff. Este fondo ha logrado acumular una rentabilidad superior al 574% desde su primer valor liquidativo de noviembre de 1990 hasta el del pasado 31 de octubre el último comunicado según Bloomberg.

Productos que imitaban a los fondos tocados

Quien haya invertido en algún producto estructurado referenciado a fondos afectados por Madoff tendrá que leer la letra pequeña de su contrato para conocer sus eventuales minusvalías. Si el emisor garantizó el 100% del capital, el cliente no perderá dinero.'Pero es posible que esos productos no garantizaran la inversión o, al menos, no en su totalidad', explican fuentes del sector. 'Al ser fondos con una aparente gran rentabilidad, han proliferado productos estructurados ligados a ellos', advierten.