Bolsa de Nueva York

Wall Street abre con subidas del 2% debido al optimismo por las medidas de Obama

La Bolsa de Nueva York inició hoy su sesión con subidas en sus índices de referencia, impulsadas por la confianza de los mercados en las nuevas medidas anunciadas este fin de semana por Barack Obama, que contempla fuertes inversiones en infraestructura evitará una profundización de la recesión económica.

En concreto, el selectivo Dow Jones ganaba un 1,98% y cotizaba por encima de los 8.800 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq subía un 2,12%, hasta los 1.541,33 enteros y el S&P 500 avanzaba un 2,86%.

"La gente está entrando, mirando lo que sucede y parece que Obama podrá agilizar uno de los mayores paquetes de inversión en infraestructura de la historia", comentó Arthur Hogan, jefe de análisis de mercado de Jefferies & Co.

Los analistas creen que este arranque en positivo está influido por el anuncio del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, de que pretende poner en marcha un ambicioso plan que estimule la economía una vez que se instale en la Casa Blanca después del 20 de enero. Durante una conferencia de prensa celebrada el domingo, Obama detalló que el Gobierno tiene planes para estimular el crecimiento económico que incluyen invertir en infraestructuras, aunque reconoció que la situación económica todavía puede "empeorar, antes de que empiece a mejorar".

El pasado viernes se conoció que la economía estadounidense perdió 533.000 empleos en noviembre, de forma que la tasa de desempleo subió dos décimas y alcanzó el 6,7%. Ello no impidió sin embargo que la bolsa neoyorquina se animara en la última hora de sesión y cerrara el viernes con sus principales indicadores en terreno positivo.

Las acciones de los fabricantes de automóviles General Motors y Ford abrieron hoy con fuertes alzas, entre expectativas de que los legisladores podrían finalmente acordar algún plan que ayude a ambas, así como a Chrysler, a paliar la grave crisis en que están sumidas.

Los papeles de General Motors se revalorizaban hoy un 13,7%, poco después de la apertura en Wall Street, hasta los 4,64 dólares y los de Ford avanzaban un 12,8%, para cambiar de manos a 3,07 dólares. Además, los títulos del grupo empresarial 3M se depreciaban un 1,9%, hasta los 58,71 dólares, después de anunciar hoy que sus ventas podrían caer un 10% en el cuarto trimestre de este año respecto de igual periodo del año anterior.

La empresa informó además de que ha eliminado 1.800 empleos en ese mismo trimestre, con el fin de rebajar en unos 170 millones de dólares sus costes en el próximo año.

El precio del crudo de Texas arrancó la semana también con una clara tendencia al alza y subía 2,73 dólares (el 6,7%), después de terminar el viernes a 40,81 dólares, el nivel más bajo desde comienzos de diciembre de 2004.

Mientras, el dólar se debilitaba ante la divisa única europea y por un euro se pagaban 1,2894 dólares, frente a los 1,2717 dólares del viernes.

El bono a diez años subía de precio y su rentabilidad, que se mueve en sentido inverso, se situaba en el 2,69%, comparado con el 2,7% del viernes.