Planes

Infraestructuras y regulación, prioridades para Obama

El equipo de Barack Obama trabaja con los demócratas en el Congreso para sacar adelante un paquete de choque de estimulo económico que contiene la mayor inversión en infraestructuras desde los años cincuenta. Este plan que tiene como prioridad crear 2,5 millones de empleos en 2011, prestará especial atención a la mejora de la regulación del sistema financiero.

En declaraciones al programa dominical de la NBC, Meet the Press, Obama dijo que es necesaria una nueva arquitectura regulatoria y señaló que el sistema necesita 'transparencia y apertura, un área en el que no hemos estado a la altura en los últimos ocho años'. El futuro presidente dijo que es necesario acabar con 'la especulación y el excesivo apalancamiento que hemos visto'.

Obama, que dijo estar decepcionado por que no haya aún un programa de ayuda a hipotecados, no reveló el coste del estímulo aunque los analistas creen que, como mínimo, será de medio billón de dólares (394.000 millones de euros). El presidente electo dijo que no sólo quiere sacar al país de la crisis sino que desea crear un modelo de crecimiento de largo plazo.