Reestructuración en el motor

Zapatero avisa de que no habrá ayudas si las automovilísticas reducen empleo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer a los sindicatos que tomará en cuenta su opinión en el plan integral que presentará para el sector en enero y recalcó que no habrá ayudas si hay despidos en el sector.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer a los sindicatos que va ha hacer todo lo posible porque las empresas automovilísticas no lleven a cabo despidos en plena crisis del sector. Zapatero aceptó la petición de las federaciones del Metal de CC OO y UGT de vincular las ayudas a las empresas del sector del automóvil a que éstas mantengan sus plantillas y no presenten expedientes de regulación de empleo que supongan la extinción de contratos, según informaron ayer representantes sindicales.

El presidente del Ejecutivo, acompañado de los ministros de Trabajo y de Industria, Celestino Corbacho y Miguel Sebastián, mantuvo un encuentro en la tarde de ayer en La Moncloa con los secretarios generales de las federaciones del metal de CC OO, Felipe López; y de UGT, Manuel Fernández Lito. El encuentro duró una hora y media. La Moncloa rehusó ayer facilitar su versión.

æpermil;sta es la tercera reunión de estas características que mantiene el Gobierno. Zapatero se encontró el miércoles pasado con el presidente de la patronal de los fabricantes, Anfac, Francisco Javier García Sanz.

Reunión con las regiones

El pasado 25 de noviembre, Sebastián se reunió por su parte con las comunidades autónomas que tienen plantas de ensamblaje y anunció que el Ejecutivo presentará en enero un plan específico para la industria, que emplea a unos 75.000 trabajadores, de los que unos 30.000 están afectados por expedientes de regulación de empleo. Ayer, el jefe del Ejecutivo aseguró a los sindicatos que contará con ellos para la elaboración de dicho plan. Para ello, informan las organizaciones laborales, se creará una mesa específica, distinta de los observatorios que se han creado en el último año.

Tanto CC OO como UGT valoraron positivamente los esfuerzos prometidos por el Gobierno, pero reclamaron 'otras que vayan dirigidas a propiciar una reforma estructural' de la industria, 'de forma que ésta tome el relevo de la construcción como base del modelo y como motor de la economía', según informaron en un comunicado de prensa. En este sentido, López destacó la coincidencia de las partes en que el sector de la automoción debe ser considerado como 'estratégico y, por tanto, debe ser preferente' en la recepción de las distintas medidas económicas. UGT y CC OO aprovecharon la reunión además para criticar ayer la gestión de los empresarios del sector en los últimos ejercicios, a los que acusaron de no 'abordar en su momento' factores 'estructurales propios del sector' que 'ahora reaparecen con toda su crudeza'.

En el mismo sentido que Zapatero se pronunció ayer el ministro de Industria. Sebastián subrayó en Getxo que los subsidios previstos por el Ejecutivo se dirigirán a las empresas en las que no se produzca una destrucción 'definitiva' de empleo, informa Kirru Artea.

En este sentido, aludió al caso Nissan, al que conminó a que convierta en temporal el ERE definitivo presentado para más de 1.600 trabajadores. Sebastián, en una comparecencia por la mañana junto con Patxi López, secretario general de los socialistas vascos, recordó que el plan contará con una dotación de 800 millones.

Toyota reduce primas a 8.700 directivos

Toyota anunció ayer que ha recortado las primas por primera vez en la historia a unos 8.700 directivos en Japón, ya que la recesión ha dañado la demanda. Además, la multinacional parará la producción de una de las tres líneas de una de sus factorías en Japón dos días a finales de mes, lo que supondrá dejar de fabricar unos 5.000 coches.

La empresa anunciará a finales de mes una nueva rebaja de previsiones de ventas y de producción para el ejercicio 2008-2009, la segunda rebaja tras la realizada en verano.