Proyecto

BAA supedita la ampliación de Heathrow a cumplir los límites de contaminación y ruido

BAA (Ferrovial) ha pedido al Gobierno británico nombrar un experto independiente para garantizar que la operativa del aeropuerto londinense de Heathrow tras su ampliación no supere en ningún momento los límites de contaminación y ruido, informó hoy la empresa.

El grupo de aeropuertos está pendiente de que el Ejecutivo británico resuelva si le autoriza a construir una tercera pista en Heathrow, decisión que se espera para antes de fin de año.

Además, también ha solicitado utilizar las dos pistas actuales indistintamente para aterrizajes y despegues (el denominado 'mixed-mode'), con el fin de aumentar el número de operaciones. Hasta ahora los despegues se realizan por una pista y los aterrizajes por otra.

De esta forma, BAA sale al paso a la oposición que en distintos sectores está suscitando la ampliación de Heathrow por temor a un eventual aumento de la contaminación.

FERROVIAL 23,30 -1,35%

"Hemos escuchado muchos argumentos en torno a la expansión en Heathrow. Aunque la situación económica sigue apremiando (su ampliación), entendemos que sólo podemos aumentar el número de vuelos si somos capaces de salvaguardar los niveles de ruido y la calidad del aire", indicó en un comunicado el director ejecutivo de BAA, Colin Matthews.

"Al pedir a un evaluador independiente para controlar la operativa del aeropuerto estamos proporcionando un una garantía de que vamos a gestionarlo dentro de los límites establecidos por el Gobierno. Si no lo hacemos, el número de vuelos que entran y salen de Heathrow podría ser limitado", ratificó el ejecutivo del grupo.