Crisis financiera

El Banco de España pide a sus homólogos revisar los fallos de regulación

Los responsables del Banco de España se han convertido en los profesores más prestigiosos en la actual crisis financiera para sus homólogos internacionales. Sus mayores exigencias a la banca española han sido criticadas durante años, reconocen. Pero al final los países europeos, e incluso EE UU, consideran al modelo de supervisión español el mejor.

De ahí, que los directivos del Banco de España aprovechen su prestigio para criticar los fallos cometidos por sus homólogos, que han agravado la actual crisis. El viernes el director general de regulación del Banco de España, José María Roldán, instó a sus colegas a identificar si ha habido un fallo en el modelo de regulación del sistema financiero internacional o si el error se ha evidenciado en la aplicación de esas normas regulatorias. 'Debemos identificar primero por qué es necesario regular, dónde está el fallo de mercado que tratamos de corregir, qué medidas se pueden tomar y cuáles son sus efectos. Y, además debemos valorar si basta con adopotar medidas de carácter temporal o si son necesarias regulaciones permanentes de la actividad financiera', declaró en Zaragoza en el VIII Congreso Nacional de Economistas. Cree que si el fallo está en la aplicación de las medidas 'no serviría de nada que se regulase de nuevo'.

Su colega, Fernando Vargas, director general adjunto de supervisión, se quejaba, en otro foro organizado por la CECA, de que una parte de los fallos detectados en esta crisis se deben 'a la regulación y la excesiva confianza de los supervisores en la gestión de las entidades'. El desconocimiento de 'una visión macroeconómica de los supervisores y de las entidades (que vigilan) han provocado que ahora se esté discutiendo un nuevo modelo de supervisión', criticó.