Cumbre G20

Bush y Brown creen que habrá un acuerdo al final de la cumbre

El presidente de EEUU, George W. Bush, y el primer ministro británico, Gordon Brown, aseguraron hoy que los líderes del G20 "han hecho progresos" en sus conversaciones previas a la cumbre financiera, y se mostraron confiados en que los países alcancen un consenso final.

A su llegada al National Building Museum, donde se llevarán a cabo hoy las sesiones plenarias de la cumbre, Bush explicó que los líderes se están acercando a un acuerdo sobre cómo detectar inversiones arriesgadas y puntos débiles en el sistema regulador.

Por su parte, Brown, quien llegó minutos después y fue recibido con una sonrisa y un apretón de manos por el presidente Bush, coincidió en que los líderes están avanzando en la cumbre, que arrancó oficialmente anoche con una cena en la Casa Blanca.

El primer ministro británico explicó que las negociaciones entre los líderes del G20 son difíciles, pero se mostró esperanzado de poder convencerles sobre la necesidad de alcanzar al final del día un acuerdo sobre medidas concretas.

Brown no reveló qué tipo de progresos se han hecho, pero afirmó que los países del G20 probablemente acordarán reformar las instituciones financieras en un plazo de unos meses.

Los planes concretos sobre las reformas se esbozarán en otra reunión el próximo año, explicó.

Brown también dijo que los países podrían fijar una fecha tope sobre las estancadas negociaciones para la liberalización del comercio mundial, refiriéndose a la Ronda de Doha.

El presidente estadounidense, por su parte, advirtió que, pese a los progresos que puedan hacer los líderes del G20, la "crisis todavía no ha pasado" y que todos "tenemos mucho trabajo por delante".

Bush declaró que "está deseando" trabajar con los otros mandatarios para acordar una solución sobre cómo hacer frente a la crisis y evitar otras en el futuro.

El presidente de EE UU llegó sobre las 8 de la mañana (13.00 GMT) al National Building Museum, donde está en estos momentos recibiendo personalmente a los líderes del G20. Los países más industrializados y emergentes revaluarán hoy el sistema financiero internacional y sentarán las bases para una futura reforma.