Lord Peter Levene

'Queremos ganar peso en Europa, Asia y América Latina'

La crisis financiera internacional ha sacudido los grandes centros del capitalismo mundial, pero no los ha tumbado. Lord Peter Levene, presidente de Lloyd's of London, el primer mercado asegurador del mundo, confía en la capacidad de las principales plazas para recuperarse. 'Londres es el mayor centro financiero de Europa y una crisis bancaria mundial le va a afectar más que a nadie. Por eso debe ser quien encuentre la salida a los problemas', explica en una entrevista a CincoDías.

Este ejecutivo cree que las turbulencias se harán sentir en todos los ramos por igual. 'Pero no veo ninguno en particular donde podamos perder mucho negocio de forma inmediata', matiza.

Le preocupa, en cambio, la competencia que suponen otros mercados aseguradores como Bermudas, Dublín o Zúrich. Por este motivo ha solicitado un cambio impositivo al Tesoro británico. 'Queremos que se elimine un impuesto que sólo pagan los sindicatos de Lloyd's', indica. 'Si una reaseguradora puede operar desde Bermudas con un tipo del 0% o en Lloyd's con una tasa del 28%, existen razones para que se vaya a Bermudas', añade. El directivo cree que eliminar ese impuesto concreto es suficiente para que Lloyd's mantenga su liderazgo en la industria aseguradora mundial.

Entre los objetivos que se ha marcado la firma para los próximos años figura potenciar su presencia fuera del mundo anglosajón. 'Deseamos incrementar nuestro negocio en Europa, Asia y América Latina. Así menguará el peso de EE UU sobre nuestra actividad, aunque siga creciendo'. Esta última región aporta el 40% de los ingresos.

El año pasado, Lloyd's obtuvo permiso para actuar como reasegurador en China, 'un mercado que será extremadamente importante a largo plazo'. Las operaciones en Japón han sido reestructuradas y en breve espera lograr la licencia para trabajar en Brasil, país donde el reaseguro era hasta ahora un monopolio del Estado. Los emiratos del golfo Pérsico también están en la agenda.

Al contrario que la gran banca internacional, que en 2007 vio cómo entraban en su capital grandes fondos árabes y de Extremo Oriente, el nuevo dinero que llega a Lloyd's of London proviene 'de inversores de Europa y Norteamérica'.

Sobre la paga de los altos directivos, lord Levene considera que 'más que el salario, el problema es cómo se estructura el bonus y si este favorece que se incurra en riesgos mayores'. Y agrega, 'llama la atención que la remuneración de los consejeros delegados de las mayores firmas industriales sea menor que la de muchos ejecutivos de grupos financieros. ¿Tiene eso sentido?'.