Sector financiero

Unas valoraciones bursátiles descafeinadas

Los métodos más tradicionales para conocer si un valor está barato en Bolsa han perdido algo de validez con la crisis. Los bancos cotizan ahora a precios de ganga

El desplome sufrido por el sector bancario español, que ha llegado a situar esta semana sus cotizaciones en mínimos de más de cinco años en el caso de Santander y BBVA, ha colocado sus valoraciones en Bolsa en cotas históricas. Pero los expertos advierten que los métodos tradicionales para analizar si una compañía está cara o barata en el mercado, como el PER, o si constituye una oportunidad atractiva de inversión (rentabilidad por dividendo) han perdido con la crisis precisión, sobre todo en un entorno en el que las ventas no han discriminado en función de la solidez de cada entidad.

A pesar del repunte de los últimos días, el precio de la acción de Santander se ha depreciado este año un 43,41% y la de BBVA, un 46,36%. Un castigo que, a juicio de todos los analistas, ha sido excesivo y no refleja en absoluto las expectativas de beneficios que existen para ambos para los próximos años. Con ello, el primer banco español ha perdido ya desde enero 38.969 millones de euros, hasta los 53.528 millones, de capitalización. Algo impensable hace unos meses, cuando consiguió superar de manera puntual al gigante estadounidense Citi, que ahora vale unos 57.357 millones. El valor bursátil de BBVA ha bajado en 28.856 millones, hasta los 62.550 millones. Las caídas en los bancos medianos son más moderadas. Popular, que se ha deslizado a mínimos de los últimos ocho años, baja un 39,5%, Pastor, un 38,7%, Bankinter, un 33,2%, Sabadell, un 28,2% y Banesto, un 25,5%.

Esta situación ha provocado una oleada de recortes de las principales firmas de análisis en los precios objetivos de estos valores. Los más perjudicados han sido Bankinter, cuyo precio consideran que se encuentra cerca de 30% por encima de su potencial (el viernes cerró a 8,38 euros) y Sabadell, con un precio objetivo de 4,62 euros, un 13% más que el actual. La referencia de consenso para Santander es de 12,34 euros -la acción está ahora en 8,37- y para BBVA de 13,3 euros, frente a los 8,99 euros del viernes.

PER

Es el número de veces que el beneficio actual o esperado para los próximos años de una empresa está contenido en la cotización. El PER actual de los dos grandes bancos españoles se encuentra en estos momentos en niveles históricamente bajos. En BBVA se sitúa en 5,36 veces para este año y 5,77 veces para 2009 y en Santander está en 5,56 y 5,97. Sus competidores europeos, sin embargo, presentan una ratio mucho más elevada, a pesar de que han presentado unos resultados bastante más deslucidos que la banca española. Los franceses BNP Paribas y Crédit Agricole cotizan a un PER de 7,79 y 19,23 veces, respectivamente. El británico HSBC tiene un PER de 9,02 veces y el alemán Deutsche, de 7,58 veces. Los bancos medianos españoles también están más caros en Bolsa -Popular ofrece un PER de 6,88 veces, Pastor de 7,78, Banesto de 8,20, Sabadell de 12,69 y Bankinter de 13,58-, a pesar de que su exposición al mercado inmobiliario es superior a la de los dos grandes. Fortis acaba de rebajar su recomendación sobre Sabadell de mantener a reducir, mientras que ING Wholesale Banking ha recortado la suya sobre Banesto de comprar a mantener y sobre Bankinter de mantener a vender.

Rentabilidad por dividendo

La correlación entre el dividendo que abona una empresa a sus accionistas y el precio de su acción es otro de los indicadores bursátiles más seguidos antes de tomar la decisión de entrar en un valor. Esta ratio alcanza en el caso de Santander el 8,07% y en BBVA el 8,49%, unas cotas elevadas si se compara con otros valores, por lo que deberían suponer un gancho para los inversores. Mientras que algunas entidades internacionales han anunciado que reducirán la retribución al accionista debido a la crisis, el consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, aseguró en la última presentación de resultados del grupo que la entidad no mermará su dividendo.

Aún así, la banca española todavía se sitúa en el furgón de cola europeo, liderado por los británicos. Royal Bank of Scotland ofrece una rentabilidad por dividendo del 28,66%, Barclays del 18,68% y Lloyds del 18,25%. En Deutsche Bank es del 15%, en BNP Paribas, del 5,98% y en Société Générale, del 2,13%.

Pero son superiores a otros bancos españoles. Salvo Popular, con una rentabilidad por dividendo del 7,36%, el resto de las entidades cotizadas tienen peores ratios: Sabadell (5,83%), Banesto (5,89%), Bankinter (3,57%) y Pastor (3,57%).

BPA

El beneficio por acción de la banca española se ha reducido notablemente en las últimos meses debido a las expectativas de que la crisis disminuya los rendimientos del próximo año y también por las previsiones de que algunas entidades financieras se vean obligadas a ampliar su capital para sortear el temporal. El BPA de Santander es de 1,5 euros, el de BBVA de 1,67 euros, el de Banesto de 1,2 euros y el de Popular de 1,02 euros.

Citi, por ejemplo, ha bajado la estimación de BPA de BBVA un 12% para 2009 y un 16% para 2010, mientras que ha reducido el de Santander un 12% para el próximo año y un 14% para el siguiente. ING, por su parte, ha recortado un 37% el de Sabadell, un 26% el de Banesto, un 12% el de Popular y más de un 8% el de Pastor. Esta firma de análisis asegura que Popular podría verse obligado a recurrir a una ampliación de capital 'si el deterioro es mayor del esperado'.

precio/valor en libros

Este indicador refleja en qué medida el precio de una acción se acerca al valor de libros, es decir, en cuánto sobrepasa o está por debajo del valor que surge del estado contable de la empresa. El derrumbe de la cotización de Santander en los últimos días ha situado esta ratio, según los datos de la agencia Bloomberg, en 0,97 veces, frente a una media de 2007 de 1,68 veces. En BBVA está en 1,28 veces, en Popular en 1,28, en Sabadell en 1,40 y en Banesto en 1,37 veces.