Energías renovables

Goldbeck estudia cancelar la inversión de 100 millones por la nueva normativa fotovoltáica

La empresa alemana Goldbeck Solar advirtió hoy de que puede retirar los 100 millones de euros de inversión previstos para 2008 y 2009 en España si se aprueba el borrador del nuevo Real Decreto para la energía fotovoltaica, informó hoy la compañía, especializada en instalaciones en cubiertas.

En un comunicado, el director comercial de Goldbeck Solar en España, Alejandro Guillén, apunta que la nueva ley "frena en seco" el desarrollo del sector fotovoltaico en España al menos por un año, por lo que "se verán obligados a reorientar sus inversiones".

El borrador remitido por el Ministerio de Industria al Consejo de Estado propone dos primas diferentes para las instalaciones en techo, dependiendo de la potencia.

Así, las instalaciones con una potencia inferior o igual a 20 kilovatios(KW) recibirán 32 céntimos por kilovatio-hora (KWh), mientras que las que superen esta potencia cobrarán 34 céntimos por KWh, frente a los 33 céntimos que fijaba la primera propuesta de Industria.

Con la normativa actual, estas instalaciones reciben una prima a la producción de 45 céntimos por KWh. El sector critica este recorte de la retribución, así como los cupos de potencia y los mecanismos establecidos para asignarla.

Industria propone un tope de 300 MW nuevos, 200 MW en cubiertas y 100 en suelo, para 2009, que se irán asignando de acuerdo con un registro trimestral.

A juicio de Goldbeck, esta normativa "paralizará" a todo el sector fotovoltaico, que durante el último año ha instalado 1.000 MW, y que sólo podrá ejecutar 150 MW en nuevos proyectos en cubiertas en un año "en el mejor de los casos".

Goldbeck Solar, que el año pasado invirtió 70 millones en España, considera que la nueva norma "sólo deja espacio para que sobrevivan las grandes" y "aniquila" la competencia y el desarrollo del sector.

El pasado 30 de julio, el fabricante de componentes solares fotovoltaicos Siliken, que tiene una planta de producción en Casas Ibáñez (Albacete), ya anunció que cancelaba sus planes de inversión en España para concentrarse en mercados más estables debido a la nueva regulación.

Industria está a la espera del informe del Consejo de Estado, tras lo que la nueva normativa pasará a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos antes de su aprobación en el Consejo de Ministros.

El actual marco normativo se acaba el próximo 29 de septiembre.