_
_
_
_
_
Patrick McGovern

'Invertiremos 2.100 millones en capital riesgo'

El presidente de IDG, grupo líder mundial en publicaciones de tecnologías de la información, destaca el valor de los emprendedores en los países emergentes, especialmente en China

Es un desconocido para el gran público en España y, sin embargo, un gigante mundial. Patrick McGovern es el fundador y presidente de Internacional Data Group (IDG), líder de publicaciones de tecnología (ComputerWorld y PC World son cabeceras conocidas en todo el planeta). McGovern iba para científico y se graduó como ingeniero en el MIT, pero el azar hizo que derivara hacia el mundo empresarial y ahora tiene un grupo con 200 millones de personas de audiencia gracias a sus negocios de medios, impresos, online, eventos, análisis de mercado, capital riesgo y otros.

Expresándose siempre como si todo lo que ha construido fuera natural, 'sin quijotismo, pensado a largo plazo siempre y confiando en el desarrollo humano de las personas', dice, McGovern ha construido un emporio global, 'con presencia en casi 100 países, y siempre con un enfoque local en todos mis negocios', aclara. Fue el primero en publicar en China, y en 1988 vendía en la URSS. 'Siempre he querido que mi grupo de medios fuera divulgador, que podamos ayudar y guiar a los empresarios y los interesados en las tecnologías de la información'.

'La gran revolución en los medios, que están transitando muy rápido hacia internet en Asia y Estados Unidos, y más lentamente en Europa (el negocio online de IDG crece a un ritmo anual del 40% y superará al impreso en dos años), es el enorme valor que concede la facilidad de contactar con la audiencia para saber lo que necesita y quiere. Hay un proceso constante y continuo de retroalimentación entre grupo y cliente, y también entre nuestras empresas. El 50% de las ideas que surgen en nuestro grupo proceden de los clientes. Además, la tecnología nos permite ofrecerles múltiples servicios y productos (IDG factura más de 3.000 millones de dólares, 2.120 millones de euros)', explica el empresario.

'En 2010, nuestros medios online, que crecen el 40% anual, ingresarán más que los impresos'

Su grupo no está en Bolsa. 'No tiene sentido si cuentas como nosotros con más de 2.000 millones de dólares (1.400 millones de euros) de tesorería para desarrollar los proyectos. Es mucho más fácil gestionar una empresa privada porque te centras exclusivamente en lo importante, que no es otra cosa que el cliente, la audiencia, y te olvidas de los analistas. Nosotros tuvimos la experiencia de IDG Books y, verdaderamente, fue una liberación cuando la vendimos', asegura.

Viajero incansable, para visitar a los más de 13.000 empleados repartidos en 93 países, McGovern, muy cordial siempre, dice que su modelo de gestión ha sido simple. 'Más allá de medir bien los mercados y estar siempre en aquellos que crecen, lo importante es tratar a la gente tan bien como quieres que te traten a ti. Hay que elegir bien los equipos, que sean capaces y valorando siempre el entusiasmo, dejándoles autonomía'.

El carácter emprendedor del fundador fluye dentro del grupo. Su división de capital riesgo es una de las más activas. 'Invertiremos 3.000 millones de dólares (2.100 millones de euros) en cinco años en esta área', afirma con entusiasmo McGovern. 'El espíritu emprendedor surge de un buen entorno educativo, cierta seguridad financiera, agilidad para constituir una empresa (en India se hace en un día) y contratar y despedir. Estas características ya se dan en países donde operamos, China, India, Vietnam, Corea, Países del Este, y pronto en Brasil y Rusia', añade.

Entusiasta de China, continúa, 'allí tenemos una competición nacional para buscar nuevos negocios a la que se presentan miles de planes y que es televisada, con un público de 50 millones de personas'.

Filantropía destinada al estudio del cerebro

Un libro de la década de los años cincuenta Cerebros gigantes, o máquinas que piensan, leído a los 15 años, y su autor Edmund Berkeley, al que compró su empresa, han tenido una influencia decisiva en Pat McGovern.Después de haber hecho su fortuna divulgando el mundo de los ordenadores, McGovern y su mujer decidieron, en la línea filantrópica de los magnates estadounidenses, crear en el año 2000 una fundación para el estudio del cerebro. 'Con la creciente potencia del cálculo de los ordenadores y del procesamiento digitalizado de imágenes, la investigación del cerebro puede avanzar vertiginosamente. La pérdida de funciones, la degeneración neuronal y otras patologías tienen un impacto gigantesco en la sociedad, económico, personal y social', explica el empresario.El McGovern Institute for Brain Research nació con una donación de 350 millones al Massachusetts Institute of Technology. 'Elegimos el MIT por todo lo que ha representado para mí se graduó en el prestigioso instituto, que se ve desde las oficinas centrales de IDG y por su capacidad multidisciplinar'.La inversión alcanzará '1.200 millones de dólares en cinco años, ya que vamos a crear otros dos centros, uno en China y otro en Europa, interconectados los tres', subraya con orgullo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_