Divisas

El euro cae a su nivel más bajo en seis meses

La divisa de la zona euro cotiza a media sesión a 1,4580 dólares después de un aluvión de datos macroeconómicos publicados en Alemania. El euro marca así el nivel más bajo de los últimos seis meses.

La moneda única comenzó la jornada con un cambio euro/dólar de 1,476 dólares, pero tras los malos datos provenientes de la principal economía europea, se devaluó hasta el mínimo en la jornada de 1,4580 dólares.

Después de que ayer el FMI anunciase que rebajará en los próximos días su previsión de crecimiento para el conjunto de la zona euro ante el impacto de la crisis, el instituto oficial de estadísticas de Alemania ha confirmado hoy que la primera potencia europea echó el freno entre abril y junio al caer un 0,5% y ha dado por bueno el dato provisional hecho público a mediados de mes.

Esta contracción de medio punto, que ha tenido lugar tras el espejismo del primer trimestre -cuando creció un 1,3% y enjugó la desaceleración del resto de la eurozona hasta el 7%- y es la primera en los últimos cuatro años, ha llevado la tasa interanual de crecimiento al 1,7%, frente al 2,6% del periodo anterior.

Los datos desglosados del Producto Interior Bruto hechos públicos hoy por la Oficina de Estadísticas constatan también que la contracción está provocada por el menor consumo de los hogares y el frenazo de la inversión, sobre todo en el sector de la construcción, aunque no con la intensidad del caso español, cuya economía ha crecido un 1% en el mismo periodo. La última vez que se dio una situación de caída similar en Alemania fue en el tercer trimestre de 2004, en el que bajó un 0,2%.

Además, las perspectivas de futuro tampoco son muy halagüeñas por lo que respecta a la moderación de la demanda interna, ya que la confianza de los consumidores volverá a repetir los mínimos de los últimos cinco años y caerá más de lo esperado en septiembre ante los temores a un recrudecimiento de la desaceleración. Dudas que dejan poco margen a una recuperación del consumo y la consecuente reactivación de la economía. En el lado opuesto, las exportaciones han aguantado mejor el tipo y han aumentado un 4,2% frente a mayo, un 7,9% más que hace un año.

Concretamente, según ha hecho público hoy el instituto GFK, el principal indicador de la confianza de los consumidores, realizado a partir de una muestra de 2.000 personas, descenderá hasta el 1,5 en septiembre después del 1,9 registrado en agosto frente a las anteriores previsiones que situaban este dato en el 2.

Del lado de los empresarios tampoco se prevé un cambio sustancial de la coyuntura. Según el indicador oficial del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo), la confianza de este colectivo ha caído también con fuerza en agosto hasta el nivel más bajo desde hace tres años tras el empeoramiento de las expectativas de exportación y de las ventas minoristas. En este caso también ha superado lo esperado con 94,8 puntos frente a los 97,5 esperados. El Ifo añadió que la mayor economía de la zona euro atraviesa "aguas difíciles".