Informe

Las inversiones mundiales en energías 'verdes' alcanzaron los 148.000 millones de dólares en 2007

Las inversiones en energías renovables y sustentables sobrepasaron los 148.000 millones de dólares en 2007, un 60% más que el año anterior, según un estudio del Programa Medioambiental de la ONU dado a conocer hoy.

El estudio "Tendencias globales de la inversión en energía sustentable" señaló entre las razones para este incremento las preocupaciones sobre el cambio medioambiental, el creciente apoyo gubernamental hacia este tipo de energía, así como cuestiones sobre la seguridad energética y los precios récord del petróleo.

El flujo de capital global hacia energías sustentables fue de 204.900 millones de dólares. El informe destaca que 98.200 millones de dólares fueron a parar a la nueva generación de energía renovable, especialmente eólica en EEUU, China y España.

Otros 50.100 millones de dólares fueron al desarrollo de tecnologías y fabricación y 56.600 millones de dólares "cambiaron de manos mediante fusiones y adquisiciones".

En total, la energía sustentable añadió 31 gigavatios y representó el 23% de la nueva capacidad energética añadida mundialmente en el 2007, diez veces más que la energía nuclear.

El informe advierte de que "la inversión en los sectores de energías sustentables debe seguir creciendo con fuerza si se quieren cumplir las reducciones de emisiones de gases y los aumentos de renovables y eficiencia".

El estudio añade que "se espera que la inversión entre ahora y el 2030 alcance los 450.000 millones de dólares al año para el 2012 y aumente a más de 600.000 millones al año para el 2020".

El Programa Mediambiental de ONU destaca que Ibernova, la subsidiaria de la empresa española Iberdrola dedicada al desarrollo de energía eólica, recaudó 7.200 millones de dólares en diciembre del 2007, la mayor oferta pública de acciones nunca hecha en España y la cuarta mayor transacción del año en todo el mundo.

Achim Steiner, directo del Programa Medioambiental de la ONU (UNEP, por sus siglas en inglés), destacó que la inversiones actuales en el terreno de energías renovables "son cinco veces mayores que hace sólo tres años", lo que muestra la confianza de los mercados financieros en este tipo de tecnologías.

Achim también resaltó que aunque la mayoría de las inversiones se dirigen hacia los países desarrollados, fundamentalmente en Europa y Estados Unidos, las naciones en vías de desarrollo cada vez juegan un papel más importante.

China, India y Brasil acumularon en el 2007 el 22% del aumento de la inversión (26.000 millones de dólares) cuando hace sólo cuatro años representaban el 12% (1.800 millones de dólares).

Achim señaló que "de la misma forma que miles de personas fueron atraídas a finales del siglo XIX a California y Klondike, la fiebre dorada de la energía verde está atrayendo a legiones de exploradores modernos en todas las partes del mundo".

El director del UNEP también dijo que "es cada vez más obvio tanto para el público como los inversores que la transición a una sociedad de bajo uso de carbono es a la vez un imperativo mundial así como inevitable".

Por sectores, la energía eólica atrajo el año pasado 50.200 millones de dólares, pero el informe destaca que la energía solar experimentó un fuerte impulso en 2007 y sumó nuevas inversiones de 28.600 millones de dólares.

De hecho, la inversión en electricidad procedente de la conversión de rayos solares aumenta desde 2004 a un ritmo anual del 254%.