Deudas

Las familias que se declaran insolventes corren el riesgo de perder su casa

La Asociación de Profesionales Asesores Independientes Financieros (AIF) ha recordado hoy que las personas que se declaren insolventes por no poder hacer frente a la hipoteca perderán su casa, ya que la ley concursal sólo paraliza las ejecuciones de los bienes afectados por actividades empresariales.

La advertencia de los expertos llega en buen momento ya que, según el INE, las familias que se han visto abocadas al concurso de acreedores -antigua suspensión de pagos- se han multiplicado por más de tres de enero a marzo hasta alcanzar los 66 hogares por el deterioro de la coyuntura económica.

"Los individuales que se declaren insolventes y se acojan a la ley concursal perderán su casa porque esta ley sólo paraliza las ejecuciones de los bienes afectos en el caso de la actividad empresarial", afirma la asociación en un comunicado.

Medidas tributarias y financieras

La entidad cree "imprescindible y urgente la adopción de medidas tributarias y financieras" para paliar el problema del endeudamiento familiar y la crisis inmobiliaria.

Finalmente, la AIF recomienda a los consumidores "acudir a profesionales cualificados que puedan valorar las consecuencias de sus decisiones" y subrayan que, en muchos casos, es aconsejable una negociación con las entidades bancarias o la venta de la vivienda, "aunque sea por un precio inferior al de adquisición".

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, los 66 hogares declarados en bancarrota de enero a marzo multiplican por más de tres los registrados en el mismo periodo de 2007, cuando fueron 20 las familias que se encontraban en esta situación. De hecho, en todo 2007 las familias reclamadas por sus deudores fueron 96, por lo que sólo en el primer trimestre del presente ejercicio ya se han alcanzado dos tercios de esa cifra.