Crisis

El presidente de Iberia reconoce que este año será "difícil" por la situación económica mundial

El presidente de Iberia, Fernando Conte, reconoció hoy que 2008 será un año "difícil" para la aerolínea, en el marco del retroceso de los niveles de rentabilidad que sufrirá el conjunto del sector aéreo debido a la fuerte escalada del precio del crudo y al exceso de competencia.

"Iberia no está aislada de la situación económica mundial", subrayó Conte, tras su participación en la firma de un acuerdo de colaboración con el IE Business School por el que la escuela de negocios inclurá el ''caso Iberia'' como ejemplo de éxito empresarial.

Para afrontar la situación de recesión económica actual, Iberia presentará "una batería de acciones" para compensar "lo máximo posible" el impacto "tan tremendo" que pueda tener en su cuenta de resultados, explicó.

Recientemente, el banco de inversión Citi elaboró un informe sobre aerolíneas europeas, en el que consideraba que Iberia entrará en números rojos en el primer trimestre del año, con una pérdida de 2,3 millones de euros, frente a los 12,2 millones de beneficio neto del mismo periodo de 2007.