_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Golpe de mano en Inglaterra

Los bancos centrales anglosajones siguen dando muestras de estar apegados al terreno y tomar decisiones poco ortodoxas, pero valientes. Ayer le tocó el turno al Banco de Inglaterra que lanzó un plan para dotar de liquidez a las sedientas entidades británicas que podrán canjear parte de sus hipotecas por bonos del Tesoro. En principio, pondrá a disposición del sistema 50.000 millones de libras (62.500 millones de euros), aunque podría ser más, o menos, según demanda.

Al inyectar este dinero pretende evitar el colapso financiero de familias y empresas y que los bancos puedan afrontar sus necesidades de balance. El plan permite que en los próximos seis meses los bancos puedan realizar el canje y aunque en principio es para un año, podría alargarse a tres. Es la forma de aportar cash a más largo plazo y permitir que continúen fluyendo los créditos y se reactive el interbancario.

La operación tiene dos grandes objeciones. La primera es el coste que pudiese tener para los contribuyentes al tratarse de bonos del Tesoro. Para evitarlo exigirán que los colaterales sean de alta calidad, AAA. Además, la banca afrontará un fuerte descuento, pues sus avales superarán hasta un 22% el dinero que reciban en bonos y, por último, si el valor de los activos cae tendrán que ampliarlos. Es decir, el riesgo se debe quedar en las entidades. Y aquí surge la segunda objeción, pues es cuestionable si se debe acudir en auxilio de bancos que no han hecho bien su trabajo. Y aunque es un apreciación justa, lo principal ahora no es castigar a los culpables, sino devolver la calma al sistema financiero. Eso sí, tampoco premiarlos.

En definitiva, el Gobierno inglés intenta devolver la liquidez a los mercados financieros, al igual que otros muchos países, incluida España con el reciente plan de choque. La diferencia es que en los miembros de la zona euro, la política monetaria está delegada en el BCE a diferencia del Reino Unido. Ahora, sólo queda por ver si la decisión del Banco de Inglaterra regulariza el interbancario de la City.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_