Valores

Los movimientos corporativos animan la cotización de Iberia

Con una subida del 4,6% las acciones de Iberia celebraron ayer la continuada de las operaciones de concentración que se negocian en el sector en Europa. Para los expertos, la compañía española está de nuevo en el punto de mira de sus competidores

Tras un comportamiento muy irregular a lo largo de este año, en el que acumula unas pérdidas del 9%, las acciones de Iberia han recuperado la tendencia alcista y la aerolínea ha subido un 18% en las últimas cinco jornadas, en las que ha pasado desde los 2,31 euros del 17 de marzo hasta los 2,73 euros de ayer. Esta última sesión ha sido una de las más pujantes de este volátil 2008 y, como en otras ocasiones, la compañía que preside Fernando Conte ha estado marcada por los movimientos corporativos que el sector vive en Europa.

Aunque cuenta con su historia propia, formada por los intentos frustrados de toma del control del capital a través de opas nunca materializadas o por aumentos de posiciones de sus accionistas, Iberia se ve influida también por las operaciones que en estos días tienen como protagonistas a Alitalia y a Air France-KLM, con Lufthansa siempre a la expectativa.

Con este telón de fondo, los expertos dan más valor estratégico a los últimos movimientos accionariales producidos en la compañía española, así como a las declaraciones de los directivos de British Airways (BA) y de Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, ya que ambas entidades son sus primeros accionistas y la clave de su futuro.

'La compra de un 3% adicional de Iberia por British Airways anunciada el pasado 19 de marzo, que ha incrementado la participación de la británica del 10,1% al 13,15%, ha hecho resurgir los rumores sobre movimientos corporativos sobre la compañía', manifiesta Esther Martín Figueroa, de Intermoney. Esta analista añade que esa idea se ha visto reforzada por la oferta de Air France sobre Alitalia, ya que confirma la tendencia a la concentración sectorial en Europa.

La propuesta de la francesa, pese a que se enfrente a la oposición de Silvio Berlusconi en una etapa previa a las elecciones en el país transalpino, ha impulsado la cotización de Alitalia, que ha subido en Bolsa un 32,35% y un 26% en las dos últimas jornadas. Fue suspendida en Bolsa por la elevada subida.

En este contexto internacional y con las acciones de Iberia lejos de los 3,6 euros pagados por Caja Madrid en diciembre por los paquetes de BBVA y Logista, Juan Fernández, de Inversis, cree que algunas ofertas que fracasaron en el pasado año puedan resurgir o que se diseñen otras operaciones. 'Tampoco descarto que se alcance una alianza formal entre Caja Madrid y British Airways suman junto al Corte Inglés el 39,08% del capital y que, en ese escenario, se vean abocados a lanzar una opa por la aplicación de la nueva normativa', señala

Este experto considera, asimismo, posibles operaciones ligadas al capital riesgo por el atractivo que, en su opinión, ahora tiene el valor. Añade que, aunque sean reales los problemas para financiar compras, algunas sociedades de capital riesgo cuentan con liquidez por las escasas transacciones que han llevado a cabo en los últimos meses.

Para la analista de Intermoney, el reciente aumento de presencia de British es, en principio, una medida defensiva ante posibles movimientos de otras aerolíneas europeas, como Lufthansa o Air France. 'Creemos que BA quiere negociar de tú a tú con Caja Madrid para tener un mayor poder de negociación de cara a una futura opa, aunque no está en condiciones de lanzarla ella sola', concluye Esther Martín.

Lufthansa no da por perdida ninguna batalla

Cuando Air France-KLM desarrolla toda su capacidad de convicción entre inversores, políticos y sindicalistas para hacerse con el control de Alitalia, la alemana Lufthansa ha reconocido su interés por el mercado de ese país y que observa de cerca la venta de la participación que el Estado italiano todavía tiene de la aerolínea. En una entrevista al diario Il Messaggero, la directora corporativa y financiera de Lufthansa, Stefanie Stotz, destacó que 'esperan con interés' el desenlace. No obstante, Stotz precisó que éste no es el momento más adecuado para hablar sobre la compañía, teniendo en cuenta que Italia está inmersa en la campaña electoral previa a las elecciones del próximo 13 y 14 de abril.

El éxito o fracaso de Air France en esta adquisición es visto por los analistas como una pieza clave para posteriores movimientos europeos. Si no consigue su objetivo, como pretende Berlusconi, que busca una solución nacional, es más que probable que el grupo franco-holandés gire sus ojos hacia otra compañía. Pero si logra su meta, lo que cuenta con más posibilidades si las elecciones las pierde el líder de centro-derecha, sería Lufthansa la más proclive a buscar la consolidación y el crecimiento a través de otras compras.