Tormenta en los mercados

EE UU se compromete a asegurar el funcionamiento del mercado

Bernanke amplía su papel como prestamista a la banca de inversión

Las autoridades de EE UU se comprometieron ayer a asegurar el funcionamiento de los mercados. Ayer, a primera hora, el presidente del Gobierno, George Bush, dijo desde el despacho oval que los mercados estaban funcionando y que su Administración está 'al frente de la situación'.

'Ya se han tomado acciones importantes y decisivas', dijo Bush refiriéndose a la Reserva Federal. El presidente, que estuvo acompañado por el secretario del Tesoro en una breve comparecencia, dejó la puerta abierta a una intervención por parte del Gobierno al asegurar que 'si hay necesidad, actuaremos decisivamente de forma que podamos devolver el orden a los mercados financieros'. El domingo, Paulson se había adelantado y en los programas de televisión de la mañana dijo que se hará 'lo que sea necesario'.

Bush, que se reunía por la tarde con el Grupo de Trabajo de Mercados Financieros, fue breve y no volvió a mencionar su negativa a que se utilizara dinero de los contribuyentes como hizo el viernes en un discurso en Nueva York. Lo que si dijo es que las instituciones financieras son fuertes 'y nuestras instituciones financieras está funcionando de forma eficiente y efectiva', un comentario que sembró mucha perplejidad en el parqué.

Tras la reunión con este Grupo de Trabajo en el que participan Ben Bernanke, presiente de la Fed, Christopher Cox, su homólogo en la SEC y Paulson, entre otros, no hubo declaraciones. Sólo el secretario del Tesoro dijo que siguen trabajando para reforzar el mercado hipotecario y no quiso especular sobre el dólar.

De momento, la mayor acción por parte de las autoridades se ha tomado por parte de la Fed, que el domingo por la noche rebajó los tipos de interés de descuento un cuarto de punto. Pero más crucial que dejarlos en el 3,25% fue la decisión de abrir la ventanilla de descuento a los operadores primarios del mercado, y no solo a la banca comercial como hasta ahora. Además la autoridad acepta como colateral una amplia variedad de títulos.

Al abrir esta ventanilla, la Fed amplía su papel como prestamista de última instancia a más entidades de las que en principio pueden acudir a ella. Es algo que vienen reclamando los bancos de inversión, hasta ahora ajenos a este sistema, desde hace meses. La Fed no lo había hecho antes porque no está expresamente en su mandato ofrecer liquidez a este tipo de banca. Brian Bethune, analista de Global Insight, dijo que este nuevo paso de la Fed 'es extraordinario'. Este calificativo no deja de repetirse en estos días en los que la Fed ha ido incorporando herramientas para facilitar el acceso a la liquidez por parte de las entidades financieras.

Según David Rosenberg, analista jefe de Merrill Lynch, 'la Fed ya ha sacado de la chistera casi todos los conejos no convencionales para dar liquidez'. En los mercados había ayer dudas de que se utilizara el Term Securities Lending Facility, la penúltima innovación de la Fed por la que abre sus operaciones de prestamista de 200.000 millones de dólares a toda la banca a cambio de títulos apoyados en hipotecas que tuvieran máxima solvencia.

La ventanilla que ayer abrió siempre ha supuesto un estigma para la banca pues significaba que los recursos de quien solicita el préstamo se agotan. Tal y como está el mercado el estigma parece estar diluido. Esta ventanilla estará abierta a la banca de inversión durante seis meses, de momento, y aceptará un amplio abanico de colateral.

Banco de Inglaterra

Preocupado por la falta de liquidez, el Banco de Inglaterra ha decidido seguir a la Fed a la hora de inyectar dinero al mercado y ha anunciado que ofrecerá dinero de emergencia a la banca. Es una operación que no se hacía desde hace seis meses y su objetivo es prevenir una caída desordenada de los mercados. El banco ofrecerá 5.000 millones de libras (unos 6.343 millones de euros) para tratar de rebajar el tipo interbancario, que está por encima del 5,25% en el que está el de referencia.