Tormenta en los mercados

Bear Stearns pincha las Bolsas

El miedo a una crisis sistémica lastra la renta variable y hace caer el Ibex un 2,8%.

Otra jornada de pánico en las Bolsas. Tras una sesión muy negativa en Asia, Europa abrió fuertemente a la baja y no dio síntomas en ningún momento de poder revertir la tendencia. De hecho, el Ibex cedió 1,6 puntos porcentuales en la última hora y media de negociación para terminar en 12.656 puntos (-2,81%), con todos los valores en pérdidas, salvo Indra (0,39%).

Sin embargo, el cierre de Wall Street no fue tan negativo como anticipaban los inversores europeos. Después de que el secretario del Tesoro de EE UU, Henry Paulson, insinuara que las autoridades harán todo lo que sea necesario para evitar una crisis sistémica, el Dow Jones, incluso, consiguió finalizar con un suave avance del 0,18% gracias al tirón de JPMorgan. Con todo, el S&P 500, el índice estadounidense más representativo, retrocedió un 0,9% y el Nasdaq se dejó al cierre un 1,6%.

En cualquier caso, las Bolsas europeas han liquidado las ganancias conseguidas la semana pasada después de que la Reserva Federal de EE UU anunciase un plan de emergencia para dotar de liquidez al sistema. La avalancha de actuaciones de la Fed no está logrando revertir el creciente deterioro de las plazas financieras. La clave es que los inversores reconocen la determinación del banco central por detener el incendio financiero, pero al mismo tiempo ven todos estos pasos como insuficientes y como la confirmación de que el panorama es muy negativo.

'La situación ha cambiado. Hasta hace poco, parecía que el mercado iba en busca de un suelo. Pero ahora, con casos como el de Bear Stearns, se descubre que no estaba todo descontado y cunde una desconfianza muy grande hacia el sector bancario', explica Celine Giffard, analista de Self Trade, que da las claves para una posible recuperación de la Bolsa: 'Normalización en el mercado crediticio, lo que no ocurrirá hasta que no se aclaren todos los problemas de la banca; finalización del ajuste de unas previsiones de beneficios empresariales que han sido demasiado optimistas y una verdadera acción concertada de los bancos centrales'.

La Fed se reúne hoy para decidir sobre los tipos de interés y en el mercado de futuros se da un 80% de probabilidades a que la el banco central lleve el precio del dinero del 3% al 2%. Pero está ver que la medida surta efecto. 'Los recortes están siendo contraproducentes a la hora de restablecer la estabilidad, porque han estimulado la salida de capital fuera del área dólar, justo en un momento en que las instituciones financieras americanas encuentran severas dificultades de financiación', advierte Simon Ward, economista jefe de la gestora New Star. 'El resto de bancos centrales, encabezados por el BCE, han contribuido al error al rechazar relajar sus propias políticas monetarias, añadiendo más presión sobre el dólar y la Fed', concluye Ward.

El problema es que no sólo hay crisis financiera en ciernes, sino también una crisis absoluta de confianza. Es ejemplar el caso de Bear Stearns, la quinta entidad financiera de EE UU, que negó categóricamente durante varios días que tuviese problemas de liquidez hasta que este domingo fue comprada por JPMorgan a un descuento del 90% sobre su cotización en el mercado. 'Sólo la sede institucional de Bear Stearns vale 1.200 millones de dólares; si han comprado la empresa por 236 millones, eso significa que su negocio vale menos que cero', advierte Jesús Muela, jefe de análisis de GVC Valores.

'Hace tiempo que existían unos riesgos que se han ido despreciando sistemáticamente, a medida que la Bolsa seguía subiendo gracias a la abundancia de liquidez. Ahora, se está deshaciendo el camino y el mercado empieza a descontar que la crisis financiera se va a trasladar a la economía real', detalla el experto. 'La consecución de los beneficios empresariales previstos está en riesgo'.

El resultado es que la Bolsa cotiza barata -el PER, la relación entre precio y beneficios, es de 10,5 veces, la tercera parte que en la burbuja tecnológica- pero eso interesa poco. 'La tendencia a corto plazo es muy bajista, la de medio, bajista, y la de largo plazo está en peligro', expone José Luis Cárpatos, de Serenity Markets. Desde un punto de vista técnico, el soporte del Ibex está en 11.937, que implicaría una corrección del 38,2% sobre la tendencia alcista general que el índice mantenía desde el año 2003.

La opinión de los analistas

Carlos Llorente. Finanduero

'Aunque la Fed está atacando con todas sus armas, como las enormes inyecciones de liquidez y las bajadas de tipos, sólo le quedaría el intento de sujetar el dólar, que se encuentra en caída libre. Pero hasta ahora todas estas medidas no han podido evitar el grave problema en que se encuentra la banca de inversión americana y que se está arrastrando al resto de la banca en EE UU y, por contagio de la economía global, a la banca europea'.

Luis Benguere. lInterbrokers

'Las últimas noticias vienen a confirmar que la situación está difícil. Al mismo tiempo corroboran las peores sospechas que tenían los mercados. La semana va a ser complicada, con la presentación de resultados de algunos grandes bancos de inversión de Estados Unidos. Si Bear Stearns está mal, ¿cómo se encuentran los otros? La Bolsa española está aguantando bien, y técnicamente parece mejor que el resto de los europeas.

Fernando Hernández. Inversis Banco

'Al mercado no le gusta este goteo de noticias negativas que estamos teniendo, y por eso huye hacia la liquidez de forma masiva. Las Bolsas no están caras, pero en este momento los inversores miran otro tipo de cosas, como es la salud del sistema financiero mundial. Aunque muchos de los problemas que estamos conociendo ya han sido descontados por las Bolsas, cuando se publican las noticias, la prima de riesgo se dispara'.

Natalia Aguirre. Renta 4

'Las últimas informaciones están produciendo un deterioro adicional. Se está viendo que las medidas de la Reserva Federal no han tenido efecto. La solución a esto pasa por poner freno al desgaste del mercado crediticio; será la forma de recuperar la confianza. A corto plazo, habrá que estar atentos a los resultados de los bancos estadounidenses y a la Fed, ya que podrán ahondar en los problemas o servir de alivio'.

âscar Germade. Cortal Consors

'Lo que está claro es que este tipo de comunicaciones adversas como la de Bear Stearns van a continuar en el tiempo. El impacto real de la crisis está siendo más elevado de lo que cabría esperar en un principio. En este momento hay varios focos abiertos, y para la Reserva Federal es difícil actuar. Creo que el más importante es el de las dificultades del sistema crediticio. El plano económico es más controlable'.