_
_
_
_
_
A fondo

Bear Stearns se juega 85 años de independencia

Bear Stearns se juega 85 años de independencia
Bear Stearns se juega 85 años de independenciaBloomberg

La palabra 'alternativas' figuraba el viernes en los breves comunicados oficiales de Bear Stearns y JPMorgan con los que anunciaban la intervención de la Reserva Federal para rescatar a este primer banco con un balón de oxígeno de 28 días. En su comparecencia ante los analistas, Alan Schwartz, presidente de Bear, volvió a hablar de 'alternativas' sin dar explicaciones. El fin de semana, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, confirmaba lo que todo el mundo daba por hecho, que el sábado y el domingo habían seguido las conversaciones sobre esta entidad. Paulson dijo estar 'muy involucrado' en ellas pero no dio detalles sobre la naturaleza de las mismas ni si el Gobierno hará algo.

Para el sector financiero está claro que la ayuda extraordinaria de la Fed, canalizada a través de JPMorgan, y el mantenimiento de la financiación hecha por algunos grandes inversores que decidieron mantenerse en Bear, puede durar sólo el tiempo necesario para que se ponga en marcha esa opción, es decir, que encuentre un comprador para todo o parte de su negocio. Bear ha retenido a Lazard como banco asesor.

Y sería bueno que se alcanzara un acuerdo lo antes posible para evitar que la desconfianza, un sentimiento muy volátil y ya fuerte, se propague a otras esquinas del sistema. La cotización de Lehman, un grupo similar y con un nivel parecido de exposición a hipotecas, se desplomó un 15% el viernes.

Bush se reúne hoy con Paulson y Ben Bernanke

Se espera que en los próximos días se anuncie que, después de 85 años de historia, y haber superado la Gran Depresión y la II Guerra, Bear Stearns deje de ser independiente. El quinto banco de inversión de Wall Street, con una plantilla de 14.000 personas, muy valoradas en el sector, se perfila como la primera gran víctima de esta crisis subprime, que ha derivado en una falta de liquidez y de confianza en los mercados que se vive intensa y dramáticamente en EE UU.

La crisis ha dejado las cuentas de gran parte de los bancos sin posibilidad de ausmir la compra de Bear, por mucho que se rebaje su precio (por debajo de su mínimo de 30 dólares por acción). JP Morgan, que acudió a su auxilio el jueves, cuando se destaparon los problemas de liquidez, es el que cuenta con una mejor posición para su adquisición. Esta entidad, presidida por Jamie Diamond, es la que mejor está sobrellevando la crisis hipotecaria y la que más fuerte tiene su balance. Recientemente, Diamond afirmaba que no era mal momento para hacer compras, aunque parece que tenía en mente hacerse con una entidad regional, no con un banco de inversión. No obstante, a JP Morgan le podría venir bien parte del negocio de intermediación, aunque no el de inversión, algo que podría utilizar para rebajar el coste de la compra. En cualquier caso, el precio es toda una incógnita, porque no es fácil valorar buena parte de los activos apoyados en hipotecas que el banco ha acumulado. Otros interesados en su compra podrían ser los fondos Citadel y la empresa de capital riesgo JC Flowers. Algunos rumores incluyen a HSBC.

Efecto dominó

Paulson se pasó parte del domingo en la televisión para tratar de insuflar confianza en una economía que ahora necesita buenas dosis de este sentimiento. En ellos defendió la intervención de la Fed, y aseguró que el Gobierno está preparado 'para hacer lo que haga falta para mantener la estabilidad de nuestro sistema financiero. Es nuestra prioridad'. Hoy está previsto que el presidente, George Bush, se reúna con el panel de consultores de mercados financieros, equipo que incluye a Paulson y al presidente de la Fed, Ben Bernanke.

El rescate de Bear, que el viernes hizo la Fed, es extraordinario porque se forzaron algunas reglas para poder proveer de financiación por primera vez en su historia a un banco de inversión. Las autoridades, que vieron caer sin pestañear al Drexel Burnham Lambert en 1990, han temido esta vez el efecto dominó que pudiera desencadenar Bear Stearns en un momento tan delicado como el actual. Su papel crucial en el mercado de repos, como operador primario, la financiación de hedge funds y los activos hipotecarios le hacen ser un elemento fundamental de un entramado financiero que ahora no está para más shocks.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_