Para invertir

Los mejores gestores de fondos

Son profesionales con décadas de experiencia y una filosofía de inversión libre que combate los corsés de los índices de referencia.

La excelencia en la gestión debe demostrarse día a día, pero no es sino con los resultados a largo plazo como queda patente, negro sobre blanco, quien lo ha hecho mejor. Como todo en esta vida, en el mundo de la gestión de carteras hay profesionales mejores que otros, y los hay realmente extraordinarios. La firma británica Citywire ha identificado quiénes son esos gestores estrella, al menos en el periodo que ha ido desde diciembre de 2004 y diciembre de 2007, y ha elaborado un ranking con los 100 mejores profesionales según unos criterios de rentabilidad lograda en función de los riesgos asumidos.

El ranking que acaba de presentar Citywire recoge a los mejores gestores de los fondos que están a la venta en España, lo que incluye a grupos nacionales y extranjeros. Del centenar de gestores escogidos tan sólo 15 tienen la máxima calificación otorgada por la firma británica (AAA) todos ellos extranjeros. Los mejores lo son por su consistencia en la gestión, pero comparten algunos rasgos comunes. Son profesionales con décadas de experiencia en el mundo financiero, y huyen habitualmente de los índices. Su gestión es libre, y basada en la mayoría de los casos en el stock picking, o la búsqueda de valores por las virtudes de éstos, y no exclusivamente por pertenecer a un sector u operar en un país con perspectivas económicas favorables. Estos son los primeros de la lista.

Patrick Kelly. Gestiona para la firma estadounidense Fred Alger Management una cartera de renta variable americana denominada The Alger American Asset Growth. Kelly ingresó en esta gestora de carácter familiar en 1999 y comenzó a gestionar carteras para la firma en 2004, tras varios años como analista. En los últimos tres años Kelly ha batido consistentemente al índice Russell 3000, que recoge el comportamiento de las compañías estadounidenses de mediana y pequeña capitalización. Su fondo invierte en compañías de crecimiento, es decir, aquéllas de las que se espera un aumento de beneficios consistente en los próximos años. Buena parte de su cartera invierte en empresas de tamaño mediano o pequeño. El fondo acumula una ganancia del 59,85% en los últimos tres años (hasta el 31 de diciembre de 2007), frente al alza del 22,43% del Rusell 3000. El año pasado el fondo ganó un 28,42% frente al 3,3% del índice. Kelly es un amante del deporte del que ha extraído el espíritu de competitividad con el que trabaja día a día.

Para Bill Sung un valor no es sólo un activo, es un negocio; y los buenos negocios antes o después despuntan en Bolsa

A Graham Birch, gestor del fondo de Oro de Blackrock, le apodan el rey Midas de la inversión

Rolf Stout. Es todo un veterano en la gestión de fondos. Inició su carrera en 1974 y lleva desde 1989 al frente del Fortis OBAM Equity World Cap, uno de los fondos más antiguos de Europa, creado en 1936 en Holanda para servir de refugio al capital del clero francés, perseguido en el país galo en momentos de fuerte anticlericalismo. El fondo que gestiona Stout para la firma holandesa Fortis Investments acumula una revalorización superior al 1.000% desde que se hizo cargo de la cartera. El año pasado ganó un 29,87% y un 112,14% en los últimos tres. En ese periodo el índice MSCI World, que refleja la evolución de las Bolsas mundiales, ha ganado un 35,87%. Stout define su gestión como totalmente libre, sin estar constreñida a los índices de Bolsa. Su cartera, formada por empresas de todo el mundo, se apoya en la búsqueda de compañías de crecimiento, de las que se esperan fuertes aumentos de beneficio, que estén a precios razonables. El horizonte de inversión es largo. La permanencia media de una acción en cartera es de siete años.

Allan Liu. Lleva 21 años trabajando para Fidelity, una de las mayores gestoras independientes del mundo. Su fondo, Fidelity Funds South East Asia, ha batido consistentemente a su índice de referencia, con una rentabilidad del 53,14% en 2007 y del 175,19% desde diciembre de 2004. Su gestión es norma en Fidelity: la búsqueda de valores concretos, dejando casi de lado las perspectivas económicas de las zonas en que invierte, esto es, el sudeste asiático. En la formación de la cartera, por tanto, los pesos regionales y sectoriales no dependen de un índice de referencia, sino de cuáles son los valores favoritos para el gestor. Su secreto consiste en buscar compañías con un crecimiento de beneficios superior a la media, con un buen equipo gestor, ventaja competitiva a nivel mundial y una posición financiera sólida. 'El historial de los directivos es un criterio clave', señala la ficha del fondo, 'ya que es crucial para ayudar al gestor a conocer la capacidad de éstos para mejorar los beneficios y aumentar el valor para el accionista'.

Bill Sung. Su filosofía de inversión se basa en una idea: un valor bursátil no es sólo un activo. Es un negocio, y los buenos negocios antes o después despuntan en Bolsa. Bill Sung gestiona desde Singapur para la firma francesa Natixis Asset Management el fondo Asia AM Pacific Rim Equities, una cartera que invierte en el sudeste asiático con la peculiaridad de que incluye en sus inversiones las Bolsas de Australia y Nueva Zelanda. Comenzó su carrera en 1987, es decir, que se estrenó con un crac en los mercados financieros mundiales. Su modelo de gestión combina la selección de acciones con una distribución de activos que se apoya en las perspectivas económicas de cada país. Opina que las buenas ideas son claves para la gestión de una cartera, para lo cual, dice, hay que tener la mente abierta.

Graham Birch. Gestiona desde 1999 uno de los fondos decanos en oro. Su inversión no es en materias primas, sino en compañías que desarrollen una parte predominante de su actividad económica en el sector de extracción de oro. El fondo acumula una ganancia del 573% en los últimos 10 años, casi coincidiendo con la toma de contacto de Birch con la cartera, que se produjo en 1999. En 2007 logró una rentabilidad para su fondo del 33,67%, mientras que gana un 123,31% en tres años.

Sus estudios de minería y geología en la universidad han tenido sin duda algo que ver en el exitoso balance del fondo en los últimos nueve años. No obstante, comenzó su carrera como intermediario financiero en 1984. Dicen de él que tiene el toque del rey Midas, que lo que toca lo convierte en oro.

Michael R. Mach y John D. Crowley. Gestionan de manera conjunta el fondo Eaton Vance Emerald US Value, un producto que figura en muchas de las carteras de los asesores de fondos. Invierten principalmente en compañías de elevada capitalización con un estilo valor. 'El fondo procura invertir en compañías que, según el criterio del gestor de la cartera, son sólidas, pero se encuentran infravaloradas o no son apreciadas por los mercados, por lo que su precio es razonable', apunta la ficha del fondo. La cartera ganó un 8,19% el año pasado y un 38,65% en el último trienio.

Cuando el gestor es lo que cuenta

'Creemos que las personas marcan la gran diferencia en los retornos de la inversión. Es una cuestión de sentido común. En toda industria hay ganadores y perdedores, gente que alcanza la cima. Nuestro trabajo consiste en encontrar a los ganadores'. Esta es la filosofía de Citywire, una firma británica especializada en el análisis de la industria de fondos, cuya peculiaridad consiste en que no sigue la trayectoria y la evolución de las carteras, sino la de los profesionales que las gestionan.

Citywire destaca que es habitual que los gestores cambien de empresa o que dejen de gestionar unos fondos para tomar otros. Todo lo cual dificulta la realización de un análisis sostenido en el tiempo de cómo está trabajando el profesional. Por ello, la firma analiza a los gestores y no a los fondos. Quizá un ejemplo claro sea el del español Gonzalo Lardiés, elegido mejor gestor de Europa para el periodo 2003-2006. El año pasado Lardiés dejó Metagestión para entrar a trabajar en Edmond de Rothschild. En un ranking normal Lardiés desaparecería, al dejar de gestionar el fondo Metavalor que le encumbró. Pero sí aparece en el de Citywire, con el nuevo fondo que gestiona, Bpere Ibérico Acciones, porque los analistas han tenido en cuenta la trayectoria que tuvo cuando trabajaba en Metagestión.

Citywire califica a los gestores según la rentabilidad y el riesgo. Serán mejores, dentro de una categoría, aquellos gestores que más ganen asumiendo el menor riesgo posible, y eso les hace más confiables de cara al futuro. Hay tres tipos de calificaciones, triple A, doble y simple. Sólo uno de cada cinco gestores es merecedor de alguna de estas tres notas.

La cuota española

Los españoles también tienen cabida en el ranking de Citywire. Siete profesionales domésticos figuran en la lista.

Gonzalo Lardiés. Fue calificado como el mejor gestor de Europa cuando gestionaba el fondo Metavalor para Metagestión. Hoy en día gestiona el fondo Bpere Iberico Acciones para la firma Edmond de Rothschild. Ocupa el puesto 37 en la lista de Citywire.

Maitane Goicoetxea. Esta gestora de BBVA aparece en el puesto 39 con su fondo BBVA Bolsa Ibex Quant, un producto de renta variable española que se sobre expone al mercado con derivados en las subidas del índice.

Javier Bollaín. El director general de Gesbankinter entra en la lista en el número 47 gracias a su quehacer en fondos de renta variable de pequeñas y medianas compañías.

Manuel Montesinos. El puesto número 67 es para el gestor de Riva y García Manuel Montesinos Bernabé gracias su trabajo, entre otros, con las carteras Riva y García Global y Riva y García Selección Agresiva.

Alfonso de Gregorio y David Ardura. Los profesionales de Gesconsult entran en el número 89 de la lista con los fondos Gesconsult Crecimiento y Gesconsult Renta Variable.

Miguel Navarro. Ocupa el puesto 100 de la lista. El profesional de Gesbusa gestiona la cartera Fonbusa Fondos, un fondo de fondos de renta variable mixta internacional.

La cifra

59,85% es la ganancia en tres años del fondo The Alger American Asset Growth que gestiona Patrick Kelly. Casi el triple que su índice de referencia.