Plantilla

El Comité de General Motors en Figueruelas conocerá hoy el plan de recorte de empleo

El Comité de Empresa de General Motors (GM) España recibirá hoy, con casi total seguridad, la información detallada del plan de ajuste de empleo para la planta de Figueruelas (Zaragoza), que afectará a un máximo de 900 trabajadores.

La dirección se comprometió a especificar hoy mismo las fórmulas con que se acometerá el ajuste y las áreas de trabajo que se verán afectadas en estas plantas, que precisamente son las únicas que se encuentran a un nivel de producción del cien por cien de su capacidad.

En un comunicado interno dirigido a la plantilla, la dirección de GM España avanzó la semana pasada la necesidad de revisar el denominado "núcleo de negocio" para identificar actividades "no estratégicas", que podrían ser realizadas por "empresas especializadas", lo que supondría un paso más en las externalizaciones de la planta.

No obstante, GM se ha comprometido a que este ajuste, cuyo objetivo es mejorar la competitividad y la eficiencia de las fábricas europeas, se acometerá con fórmulas de voluntariedad, no traumáticas para la plantilla.

La representación sindical en la fábrica española ha mostrado su oposición frontal al recorte de empleo, al entender que es "imposible" suprimir puestos de trabajo si se quiere cumplir con el volumen de producción asignado para este año, cifrado en 480.000 vehículos.

Además, recuerdan que Figueruelas, la única planta que fabrica tres modelos de manera simultánea -Opel Corsa, el derivado comercial Combo y el Meriva-, se encuentra en niveles récord de producción.

La factoría alcanzó el pasado año el récord de producción de 485.857 vehículos, lo que supone un aumento del 29% respecto a 2006. El plan anunciado por el fabricante automovilístico estadounidense afectará a un total de 5.525 trabajadores de diez plantas europeas.

En concreto, supondrá la supresión de 1.322 puestos de trabajo en Amberes (Bélgica), 1.019 en Bochum, 569 en Ruesselsheim, 445 en Kaiserlauterm y 100 en Eisenach (Alemania), 460 en Ellesmere Port y 203 en Luton (Inglaterra), 307 en Trollhaettam (Suecia), 200 en Gliwice (Polonia), y 900 en Zaragoza, mientras que la rusa de San Petersburgo será la única que se beneficiará, con 429 nuevas contrataciones.

General Motors sufrió en 2007 unas pérdidas récord de 38.700

millones de dólares (unos 25.629 millones de euros) y va a aplicar un plan de bajas incentivadas a 74.000 empleados en EE UU.