_
_
_
_
_
Minería

Las grandes mineras se lanzan a comprar

Ernst & Young espera tres adquisiciones de más de 35.000 millones

La extraordinaria oferta de compra presentada el pasado día 6 por el gigante minero BHP Billiton sobre su rival Río Tinto, valorada en 147.400 millones de dólares (101.625 millones de euros), ha vuelto a poner de manifiesto el dinamismo de las grandes mineras a la hora de acometer operaciones corporativas de calado.

Las empresas han acelerado en los últimos años el proceso de consolidación del sector y no parece que vayan a frenarse a corto plazo. Según el último informe Mining EYe de la consultora Ernst & Young, a corto y medio plazo será posible ver, al menos, otras tres operaciones de compra de 50.000 millones de dólares (35.000 millones de dólares) o más. Grandes adquisiciones que se verán complementadas por otras de menor tamaño, entre los 5.000 y los 10.000 millones de dólares (3.447 y 6.895 millones de euros), que estarán protagonizadas por compañías medianas en países con grandes recursos minerales y un sector atomizado, y que servirán para crear una nueva generación de gigantes mineros.

La fiebre del sector por las compras surge al calor de unos precios de los principales minerales y metales (hierro, aluminio, cobre, zinc) que no han parado de crecer en el último lustro y que han engordado las arcas de grupos como Vale, BHP, Río Tinto o Xstrata que, ahora, cuentan con suficiente efectivo como para lanzarse sobre sus rivales más débiles.

Los altos precios de los minerales han facilitado efectivo a los grandes grupos

Las previsiones que hacen algunas de estas compañías sobre el futuro apuntan a que esta dinámica se mantendrá a medio plazo. Según el último estudio sectorial elaborado por Río Tinto, los precios de productos como el hierro, el aluminio o el cobre mantendrán su estela al alza empujados por una demanda que se podría doblar o, incluso, triplicar, en los próximos 25 años. El motor de estos incrementos seguirá siendo la industrialización y urbanización de los países en expansión económica, sobre todo el grupo conocido como BRIC: Brasil, Rusia, India y China.

Como caso paradigmático, la minera australiana considera que el proceso de industrialización en China se extenderá hasta la década de los 20, con unas tasas de crecimiento potencial del PIB del 15% hasta 2015 y del 8% entre 2015 y 2020. India, por su parte, puede avanzar de forma sostenida un 10% al menos durante una década. Estas cifras son clave si se tiene en cuenta que China, por ejemplo, ha generado entre el 60% y el 90% de la demanda mundial de acero, aluminio y cobre entre 2000 y 2006.

En toda esta situación hay que tener en cuenta un factor más: la oferta de minerales y metales no puede seguir en algunos casos las exigencias de la demanda, debido a la escasas inversiones en exploración y producción acometidas entre la década de 1970 y los primeros compases del siglo XXI debido a los bajos precios de las materias, lo que llevó a las mineras a optar por una estrategia corporativa conservadora. Ahora, ante un nuevo escenario, con posibilidades de negocio reales, las empresas quieren ampliar yacimientos y recursos para satisfacer a sus clientes por la vía rápida de las compras.

Las primas de control que se están ofreciendo en estas operaciones de adquisición, que oscilan entre el 65% y el 85% sobre el precio al que cotizan las acciones, está llevando a los analistas a pensar que, hasta ahora, se ha venido infraponderando el valor real de las mineras, que gracias a la ola de compras comienza a aflorar. Algo que a medio plazo puede convertir al sector en un objetivo apetitoso para grandes fondos de inversión estatales.

A corto plazo, el principal elemento que puede frenar esta dinámica es el de la crisis financiera, debido a las restricciones al crédito con las que se pueden encontrar las mineras, sobre todo las medianas. Una grande, como BHP, no ha tenido problema para lograr el mayor préstamo de la historia, de 37.888 millones de euros.

Las últimas operaciones corporativas del sector

BHP lanza una opa de 147.400 millones de dólares (101.625 millones de euros) sobre Río Tinto el pasado día 6, con el objetivo de crear un gigante minero y empresarial.Chinalco y Alcoa desembolsan 7.200 millones de libras (9.670 millones de euros) el pasado día 1 para hacerse con un 9% de Río Tinto.La brasileña Vale reconoce el 21 de enero que estudia la compra de la suiza Xstrata, una operación que podría rondar los 61.000 millones de dólares (42.055 millones de euros).Anglo American desvela el 17 de enero que estudia la compra de dos yacimientos de hierro de MMX Mineraçao en Brasil por 5.500 millones de dólares (3.790 millones de euros).Rusal adquirirá una participación estratégica en Norilsk Nickel en manos del grupo Onexim, según adelanta el 21 de diciembre de 2007.Zinifex, tercer productor de zinc, ofrece el 17 de diciembre 775 millones de dólares australianos (482 millones de euros) por Allegiance Mining.La china Sinosteel lanza el 7 de diciembre una oferta de 1.000 millones de dólares (690 millones de euros) sobre el productor de hierro Midwest.Xstrata hace una oferta de 960 millones de dólares australianos (598 millones de euros) por Resource Pacific, el pasado 5 de diciembre.Palmary Enterprises ofrece 1.000 millones de dólares (690 millones de euros) por Consolidated Minerals, productor de manganeso, el 4 de diciembre.Xstrata oferta 3.100 millones de dólares australianos (1.931 millones de euros) por Jubilee Mines el pasado 29 de octubre.Río Tinto acuerda pagar 38.100 millones de dólares (26.268 millones de euros) por Alcan el pasado 12 de junio.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_