_
_
_
_
Impuestos

EE UU aprueba el plan de incentivos fiscales de 168.000 millones

Son mayoría pero no suficiente. Los demócratas en el Senado dieron su brazo a torcer y el jueves se sumaron a los republicanos para aprobar un plan de incentivos fiscales que no incluye sus propuestas y en línea con lo deseado por George Bush.

Eliminadas las demandas demócratas, que fueron las que impidieron que la votación saliera adelante por un solo voto el día anterior, el Senado sacó adelante un paquete de 168.000 millones de dólares (116.040 millones de euros) que cuenta entre sus puntos más importantes con una devolución fiscal a unos 111 millones de hogares.

La Cámara de Representantes y Senado aprobaron de forma definitiva este plan de incentivos y el paquete fue enviado a la Casa Blanca. Se espera que Bush lo firme esta semana y los primeros cheques lleguen en mayo.

El estímulo contempla una devolución de 300 dólares para algunos pensionistas y veteranos de guerra con compensaciones por minusvalías. Quienes paguen IRPF y ganen menos de 75.000 dólares recibirán 600 dólares y 300 más por cada hijo. Su coste será de unos 100.000 millones de dólares.

Además, habrá incentivos, a través de deducciones, para que las empresas inviertan en nuevos equipos este año. Y se amplía el valor de las hipotecas que pueden asegurar o comprar Fannie Mae y Freddie Mac, algo que debe reanimar el crédito en las grandes ciudades.

Fuera del estímulo quedan las propuestas demócratas de ampliación de ayudas al paro y las destinadas a los gastos de calefacción de los hogares.

Nigel Gault, analista de Global Insight, dudó sobre la efectividad de las deducciones a las empresas pero indicó que los cheques serán un buen punto de partida para dinamizar el consumo hasta 2009. 'Para entonces la economía debería haber mejorado y los recortes de la Fed estarán haciendo efecto'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_