Finanzas

BNP estudia lanzar una opa sobre Société

BNP Paribas reconoció ayer que estudia lanzar una oferta de adquisición sobre su rival Société Générale, muy dañado después de registrar pérdidas de 4.900 millones de euros por las operaciones no autorizadas de uno de sus operadores de Bolsa. La combinación daría lugar al segundo mayor banco del continente.

Los rumores se confirman. El líder de la banca francesa, BNP Paribas, hizo ayer oficial que está estudiando lanzar una oferta por Société Générale (SG), poniendo fin a días de especulaciones que han calentado la acción de SG más de un 17%. De acuerdo con un portavoz de la entidad, BNP está 'reflexionando' sobre una oferta de compra sobre Société, 'tal y como están haciendo otras entidades europeas'.

Los problemas que vive SG tras descubrir un fraude masivo, del que acusan a uno sólo de sus operadores de Bolsa, ha golpeado con fuerza el balance del grupo -obligado a realizar una ampliación de capital de urgencia- y ha puesto en la picota a sus directivos.

BNP no quiere dejar de aprovechar la debilidad de su compatriota y, tal como ya hiciera en 1999, baraja realizar una propuesta de adquisición sobre el dañado grupo.

Nuevo campeón nacional

De producirse una combinación de los dos grupos, el nuevo campeón nacional francés superaría en tamaño a Santander y al italiano Unicredit, para convertirse en el segundo mayor banco de Europa por capitalización bursátil, por detrás tan sólo del británico HSBC.

Los persistentes rumores de mercado sobre una solución francesa a la crisis que vive SG ha hecho que sus títulos hayan subido con fuerza en los últimos días: un 10,71% el martes, un 4,27 el miércoles y un 1,71% ayer.

En total un 16,7% en tres jornadas, aunque hay que tener en cuenta que el valor se ha desplomado más de un 50% en los últimos meses, tanto por su exposición a hipotecas subprime en Estados Unidos, como por el fraude masivo detectado por la entidad a mediados de enero. La posibilidad de que salga adelante la fusión BNP-SG es más que plausible. El ministro de Economía galo, François Fillon, aseguraba esta semana en el parlamento que el Gobierno aseguraría que Société permanecerá en manos francesas. Estas declaraciones hacen pensar que el Ejecutivo de Nicolas Sarkozy se opondrá a ataques desde el exterior y potenciará la solución nacional.

En cuanto a las posibles limitaciones por cuestiones de competencia, es posible que la fusión de dos grandes de la banca gala no sea tan problemática como pudiera parecer. Según diversos analistas, la única parcela de actividad donde habría fuertes solapamientos es en la de banca de inversión. Sin embargo, en el negocio minorista en Francia, ambas entidades suman tan sólo 5.438 oficinas, frente a las 12.467 de Banque Postale y las 7.900 del grupo Crédit Agricole.

La combinación de las dos firmas se complementaría bien en el aspecto internacional, con operaciones significativas en Europa del Este y el norte de África.

En España, la potencia de BNP en banca privada, negocios inmobiliarios y de créditos al consumo, encajaría con la fuerza de Société en el área de futuros y productos estructurados.