Precampaña electoral

El PSOE propone que las retribuciones se vinculen a los beneficios

El eje principal del programa electoral socialista se apoya en la creación de dos millones de puestos de trabajo para lograr el pleno empleo y mejorar su calidad. Para ello, penalizará las cotizaciones de los contratos temporales y fomentará el uso del contrato fijo de fomento del empleo estable (con el coste del despido a 33 días). Además, el PSOE promoverá fórmulas para que los convenios colectivos vinculen las retribuciones a los resultados de las empresas.

El PSOE propone que las retribuciones se vinculesn a los beneficios
El PSOE propone que las retribuciones se vinculesn a los beneficios

El empleo es el mejor cinturón de seguridad. La legislatura que se termina ha sido la del empleo y nos proponemos que la próxima sea la del pleno empleo', aseguró ayer Jesús Caldera al presentar ayer el borrador del programa electoral socialista, que el ministro de Trabajo se ha encargado de coordinar.

Si los socialistas vuelven a ganar las elecciones del 9 de marzo, se han propuesto que el empleo siga siendo el motor de la economía, para lo que prevén crear dos millones de puestos de trabajo, elevar la tasa de actividad al 70%, reducir la tasa de paro del 8% al 7% y recortar cinco puntos la temporalidad hasta el 25%.

Por ello, uno de los capítulos del programa más nutridos con propuestas concretas es el dedicado al mercado laboral. Para empezar, los socialistas confirman que subirán el salario mínimo interprofesional a 800 euros en 2012.

También en materia retributiva, el programa del PSOE propone respetar el actual modelo de determinación de los salarios, pero, al mismo tiempo, 'promover en el marco de la negociación colectiva nuevas fórmulas dirigidas a favorecer la participación de los trabajadores en los resultados de las empresas'. Aunque no concretan más la medida, la propuesta se traduce en una mayor vinculación de las retribuciones de los trabajadores, no sólo salariales, a los beneficios de las empresas. Dentro de esto, se incluyen, por ejemplo, el cobro de bonus o stock options ligados al cumplimiento de objetivos de la compañía, o la percepción de otros beneficios sociales como la suscripción a planes de pensiones.

Los socialistas se proponen también mejorar la estabilidad en el empleo. Para ello 'potenciarán' el contrato de fomento del empleo indefinido, que tiene una indemnización por despido de 33 días por año trabajado y un máximo de 24 mensualidades, más barato que el contrato fijo ordinario. Actualmente este contrato está limitado para determinados colectivos de trabajadores.

Además, propone distintas penalizaciones a los contratos temporales. La primera de ellas consistirá en variar las cotizaciones por desempleo, aumentando la brecha de las cuotas que pagan los empresarios por los temporales y los indefinidos. Así, deberán bajarán la cotización de los contratos estables, subir la de los eventuales o ambas cosas. En segundo lugar, quieren penalizar las cotizaciones de los contratos que se extingan coincidiendo con vacaciones.

Para vigilar el cumplimiento de todo esto, el PSOE pretende reforzar la Inspección de Trabajo aumentando hasta 3.000 la plantilla de inspectores y subinspectores; y con un plan de choque el primer año de legislatura, en el que incorporarán 300 efectivos.

En cuanto a la inmigración, proponen, además de aumentar el control de las fronteras, vincular los flujos de entrada a las vacantes del mercado laboral.

Propuestas. Medidas socio-laborales

Tiempo parcial. El PSOE quiere reformar e incentivar los contratos de media jornada.

Convenios. Promoverán, con el consenso de patronal y sindicatos una reforma legal de la negociación colectiva. Además, harán obligatorios los comités intercentros en los grupos de empresas.

Mayores. Darán más incentivos a la contratación de trabajadores con más de 45 años.

Otras promesas socialistas para la legislatura 2008-2012

Millón y medio de viviendas. El borrador socialista asegura que si Zapatero gana las elecciones se construirán un millón y medio de viviendas protegidas en los próximos diez años. Se reformará la Ley de Arrendamientos Urbanos para permitir que el propietario de un piso en alquiler pueda recuperarlo para el uso de un familiar de primera línea de sucesión. Además, se ampliarán los juzgados específicos para agilizar los desahucios.

Nuevo modelo de financiación. La próxima legislatura estará marcada por la elaboración de una nueva ley de financiación autonómica. El PSOE asegura que en la reforma participarán todas las CC AA y será respetuosa con los criterios -algunos divergentes- consagrados en los distintos Estatutos de Autonomía. Los socialistas insistirán en su propuesta de reformar el Senado para que las comunidades tengan más participación.

Más ingresos municipales. En paralelo a la ley de financiación autonómica, el PSOE pretende reformar la financiación local. Los socialistas entienden que los ayuntamientos precisan de más recursos, aunque también exigirán que mejoren 'sustancialmente' los servicios y tengan un mayor sentido de la responsabilidad. Se reforzará el fondo destinado para las ciudades con menos de 20.000 habitantes.

Beneficios para las familias. El PSOE promete ampliar el permiso de paternidad de los quince días actuales a cuatro semanas. Y en el caso de madres menores de 31 años, los socialistas apuestan por reducir el periodo de cotización exigido para tener acceso a la prestación contributiva de maternidad. Como objetivo concreto, el PSOE intentará crear 300.000 plazas en las escuelas infantiles en la próxima legislatura.

Menos cargas burocráticas. En el borrador electoral aparecen pocos compromisos concretos. Uno de ellos es la promesa de eliminar, en los próximos cuatro años, un 30% de la carga administrativa y de simplificar de forma 'radical' los procedimientos con la administración. Otro compromiso recogido en el borrador es aumentar la movilidad de los empleados públicos entre las distintas administraciones.

Un 2,2 % del PIB en gasto en I+D. El objetivo socialista es que en 2015 España esté entre los diez países más avanzados del mundo en ciencia. Para ello, defienden que su labor permitirá que en el año 2011 el Estado destine un 2,2% del PIB en I+D. El PSOE planea aumentar la remuneración del personal universitario e investigador en formación hasta un mínimo de 1.400 euros el primer y segundo año, y 1.700 euros, el tercero y cuarto.

Menos tramos para el IRPF y mejoras para las pymes

El PSOE adecuará, según reza el borrador de su programa electoral, los tramos de la tarifa del IRPF -actualmente son tres- para 'conseguir una mejora de equidad en el tratamiento de los distintos grupos de renta'. Los socialistas aseguran que los principales beneficiarios serán las rentas más bajas y los pensionistas.

El otro gran impuesto llamado a modificarse es el de sociedades. El borrador asegura que se van a introducir mejoras en la tributación de la pymes para beneficiar su competitividad e internacionalización. Aunque el programa no concreta qué medidas se tomarán. Sobre el tipo de gravamen del impuesto de sociedades -actualmente está al 30% y al 25% para las pymes- el PSOE se limita a decir que se adaptará al contexto internacional y europeo. La media de la tasa en Europa se sitúa en el 24,2%. Caldera insistió sobremanera en que los cambios en IRPF y sociedades sólo se harán si existe margen recaudatorio. 'No vamos a entrar en ninguna subasta fiscal', dijo en referencia a las promesas del PP. Sobre el IVA, cuya regulación se discute en Bruselas, el PSOE pretende mejorar la coordinación con el impuesto de transmisiones patrimoniales para evitar solapamientos.

Como ya anunció Zapatero, el PSOE eliminará el impuestos sobre el patrimonio y modificará el impuestos de sucesiones y donaciones. Las herencias inferiores a 60.000 euros quedarán exentas del tributo. En la práctica, eso supone excluir al 80% de las herencias del impuesto.