Valores

Repsol celebra con una modesta subida la venta parcial de YPF

Con un alza del 1,68%, hasta 24,28 euros, cerraron ayer las acciones de Repsol. La venta de YPF estaba detrás de esta tímida mejora. El mercado no espera un gran impulso para la cotización.

La más que anunciada venta parcial de YPF por Repsol, que se hizo pública el pasado viernes, se reflejó ayer en Bolsa con una subida del 1,68%. No pudo ser antes ya que a la suspensión decidida por los reguladores el día de la operación se ha unido el cierre de las Bolsas por las festividades navideñas.

Pero la interpretación de los expertos sobre el traspaso del 14,9% de la filial andina al grupo argentino presidido por Enrique Eskenazi no puede calificarse precisamente de eufórica. Respecto a las posibles repercusiones en la evolución de los títulos se señala que la operación ya se había descontado desde el verano, incluso con excesivo optimismo cuando el 4 de julio alcanzó el máximo anual a 30,35 euros. Además el alza de ayer se produce desde los 23,88 euros de su última cotización, que estaba muy próxima a los mínimos de 2007. Luis Benguerel, de Interbroker, destaca que el tirón de Repsol tuvo lugar en un contexto de alzas de otras petroleras europeas, que estuvieron impulsadas por el aumento del precio del crudo. El West Texas volvió a cotizar en el umbral de los 98 dólares el barril y el Brent superó los 95 dólares.

David Navarro, gestor de renta variable de Inversis, que no niega los aspectos positivos de la transacción, como la reducción del riesgo en ese área geográfica, señala que un tema básico a analizar es qué va a hacer el grupo a partir de ahora. Este experto se pregunta sobre su estrategia futura y en dónde va a reforzarse. 'Para un inversor a corto plazo puede ser positivo que destine los futuros ingresos al pago de dividendos, pero a un accionista estable le importa más la estrategia', añade

REPSOL 13,10 -0,23%

Tampoco los analistas de Inverseguros, que destacan que la operación se ha hecho a un precio 'poco atractivo', estiman que la venta va a dar un impulso sólido a la cotización del grupo. 'A efectos de valoración no pensamos que la noticia deba ejercer un impacto positivo, principalmente porque el precio al que se ha realizado la venta, 15.000 millones de dólares, coincide con el desembolso que realizó Repsol en 1999 para hacerse con YPF', añaden. Así, para Inverseguros, éste puede ser el momento para vender acciones de la petrolera tras el alza de ayer.

Además, en 1999, la cotización media del Brent se elevó a 25,08 dólares el barril, mientras que en 2007 está en 81 dólares.

Aumento de reservas, un proyecto no resuelto

Quizá el aspecto del perfil de Repsol que menos gusta a los expertos es que sus reservas de hidrocarburos no están a la altura de otras petroleras de su entorno, aunque todos reconocen los elevados precios de esos activos. Además se ve con cierto escepticismo la posibilidad de un clara mejora. En esta línea, Irene Himona, de BNP Paribas, estima que la producción del grupo continuará declinando. Añade que en su entidad se prefieren petroleras con posiciones estratégicas y ventajas competitivas en exploración y producción de crudo y gas. La experta de la entidad financiera da más capacidad media de revalorización en Bolsa a Shell, Total, Eni y BP que a la empresa española.