CincoSentidos

Huellas románicas y arábigas se entrelazan en Segovia

La ciudad es todo un mosaico de estilos arquitectónicos

Un magnífico legado cultural es el causante de que Segovia sea una de las ciudades más visitadas de Castilla y León. Reconocida como Patrimonio de la Humanidad, su belleza se cimenta en un imponente acueducto, numerosas iglesias románicas, la catedral (la última de estilo gótico construida en España) y el famoso castillo del Alcázar.

Esta ciudad fue concebida sobre una elevación rocosa y siempre ha estado marcada por constantes períodos cíclicos de prosperidad y estancamiento. Si bien los romanos construyeron el famoso acueducto para abastecer a sus habitantes de agua, los años de sometimiento de los visigodo-árabes únicamente sirvieron para impedir el progreso de la ciudad. Con la reconquista cristiana se desarrolló la industria y el comercio textil y en 1474 Isabel I se proclamó reina de Castilla, fijando su residencia en el Alcázar. De este castillo destaca la bonita torre de Juan II, la torrecita de Alfonso X y el herreriano patio de armas. A partir del siglo XVI se sucedieron capítulos de ingrato recuerdo, como la guerra de las Comunidades o la expulsión de los judíos, que iniciarían un largo declive.

Sin embargo, a principios del siglo XX, el incipiente turismo que propicia su increíble patrimonio hizo resurgir a Segovia de sus cenizas.

Otro de los pequeños caprichos culturales que no se puede dejar de visitar en estas tierras de Castilla será la cueva de los Enebralejos. Situada en la sierra de Guadarrama, se encuentra muy cerca de la hermosa población de Prádena, que es conocida por sus casas de piedra y teja árabe y por albergar el acebal más meridional de Europa.

Esta cueva se halla inmersa en un subterráneo formado sobre unos antiguos canales que se vaciaron y gracias a la composición cálcica del exterior, contiene unas preciosas galerías de estalactitas y estalagmitas. Se trata de unas salas que sirvieron como necrópolis a sus pobladores en los inicios de la Edad de Bronce.

En marcha

Palacio de San Ildefonso. En el municipio de la Granja de San Ildefonso se encuentra este bellísimo palacio del Siglo XVIII, ideado por el rey Felipe V para su retiro. Los visitantes podrán disfrutar del paseo por los jardines y sus maravillosas fuentes.

Sepúlveda. Esta localidad segoviana puede presumir de monumentos, como la Cárcel de la Villa. Construida en el siglo XVI, está enfrente del ayuntamiento y a escasos metros de la bonita plaza porticada. La Casa del Moro es la más antigua del pueblo.

Hoces del Duratón. Muy cerca de Sepúlveda se encuentra este impresionante enclave natural, formado por el paso del río durante miles de años. La vegetación es la típica de ribera, y la contemplación de los buitres en vuelo es todo un espectáculo.

Cuéllar. Situada sobre un collado, en el siglo XIII fue una de las poblaciones más importantes de la meseta norte gracias a la lana. De aquel pasado próspero quedan numerosas muestras, como el castillo y las iglesias de San Esteban o San Martín.

Ayllón. En esta localidad se conservan valiosos edificios, como la iglesia románica de San Juan donde se conserva el sepulcro de Don Álvaro Núñez de Daza. Otros edificios interesantes son el convento de las Madres Concepcionistas o el palacio del obispo Vellosillo.

Un alto en el camino

Dormir.

Hotel Los Arcos. Pº Ezequiel González, 26, Segovia. Está cerca del casco antiguo pero es de construcción moderna. Este cuatro estrellas dispone de un prestigioso restaurante, además de gimnasio, sauna o sala de convenciones. Tel.: 921 437 462 .

Hospedería de Santo Domingo. Matadero, 3, Pedraza, Segovia. Esta casa noble de principios del siglo XVIII ha sido recientemente restaurada, y está en el barrio judío de Pedraza. Tel.: 902 103 892.

Comer

Duque. Cervantes 12, Segovia. Aunque sea un tópico, ¿quien no aprecia el cochinillo de Segovia? Este mesón fue fundado en 1895 y destaca por sus excelentes asados, aunque también ofrecen otros platos, como revueltos. Tel.: 921 462 487.

La Concepción. Plaza Mayor, 15, Segovia. Para los que busquen algo diferente es una buena opción, con platos muy originales. Se recomiendan el pichón con salsa de avellanas o los raviolis de gambas rellenos de hongos. Tel.: 921 460 930.

Ver

Navidad. Con motivo del periodo navideño, en el palacio del Torreón de Lozoya (Plaza San Martín, 5, Segovia) se ha instalado un bello Belén monumental egipcio, que recrea los paisajes que se describen en los Evangelios. Hasta el 7 de enero.