Informe de Standard & Poor's

Las CC AA recaudarán 4.200 millones menos en 2009 por la desaceleración inmobiliaria

Las comunidades autónomas recaudarán unos 4.200 millones de euros menos en impuestos sólo en 2009 por el efecto de la desaceleración inmobiliaria y la reducción de las operaciones relacionadas con la vivienda, según asegura un informe de Standard & Poor's.

Standard & Poor's considera que los impuestos procedentes de las operación del mercado residencial caerán un 37% a cierre de 2009, frente a los 11.400 millones de euros recaudados en 2006, lo que supone una reducción en la recaudación de 4.218 millones de euros.

Las proyecciones de la agencia indican, además, que a finales de 2009, se va a producir una disminución de más de un 35% en el número de transacciones, sin descartar una ligera deflación en precios a lo largo de 2009 si persisten las tendencias actuales.

Standard & Poor's asegura que los ingresos en el sector del ladrillo son el ¢mayor riesgo¢ para las finanzas públicas de las comunidades que, de media, deben el 9% de sus ingresos a los impuestos de dicha actividad.

Además, explica que el efecto en las arcas regionales públicas no será uniforme, afectando de forma especial, por concentrar gran parte de esta actividad, a las comunidades del arco mediterráneo como Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Andalucía, además de a la Comunidad de Madrid.

Cada una de estas regiones, asegura la firma, recibe más del 9% de sus ingresos de la actividad residencial y de construcción de viviendas, con lo que son ¢más vulnerables¢ a una desaceleración del sector de la construcción.

¢Más importante aún es que los ingresos por el desarrollo residencial y de vivienda han sido durante los últimos años el conductor más dinámico del crecimiento del ingreso regional, abasteciendo de combustible una parte significativa de crecimiento de gasto durante los pasados años¢, asegura la empresa de calificación.

"Capearán la tormenta"

En cualquier caso, Standard & Poor's cree que las comunidades autónomas ¢capearán la tormenta¢ siempre que el ajuste del mercado inmobiliario sea gradual, como está previsto.

En este sentido, la firma no prevé que la bajada del ciclo de vivienda por sí sola impacte negativamente en los 'ratings' de las comunidades, con lo que la mayoría mantendría sus calificaciones actuales.

¢Las comunidades disponen de una buena situación financiera de partida¢, asegura Standard & Poor's, que sostiene que los gobiernos autonómicos tendrán necesariamente que ajustar el gasto a un futuro crecimiento de ingresos más moderado, si desean evitar incurrir en déficits estructurales.

Pese a que el informe apuesta por un ajuste gradual, señala también que las incertidumbres son actualmente elevadas. Por ello, no resulta posible descartar de forma tajante, escenarios de ajuste más intensos. En este sentido, un posible escenario de ajuste brusco entrañaría (considerando sólo una primera ronda de efectos) disminuciones superiores al 50% en la recaudación ligada a transacciones de vivienda en 2009 respecto de 2006.

El escenario de ajuste gradual, previsto en el informe, está en línea con las previsiones de crecimiento para España realizadas por Standard & Poor's, del 2,5% para 2008.