Ejecución presupuestaria

El Estado obtuvo un superávit de 12.857 millones de euros hasta septiembre, el 1,22% del PIB

El Estado registró hasta septiembre un superávit de 12.857 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional, lo que equivale al 1,22% del PIB y supera el excedente de 10.716 millones obtenido en el mismo periodo del año anterior, según informó hoy el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña.

Este resultado es consecuencia de unos pagos que se situaron en 101.126 millones de euros, con un aumento del 9,7%, mientras que los ingresos ascendieron a 113.983 millones de euros, un 10,8% más.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado alcanzó un superávit de 10.169 millones de euros, frente a los 6.913 millones del mismo periodo del año anterior.

Así, el total de ingresos, incluidos los del Estado y las Administraciones territoriales (comunidades autónomas y ayuntamientos), ascendió a 153.014 millones de euros, el 13,8% más que en 2006.

Dentro de éstos, los impuestos directos aportaron 84.587 millones de euros, el 22% más, debido, explicó Ocaña, al crecimiento del 16,4% del IRPF (hasta 52.608 millones), y del 31,8% de los recursos procedentes del Impuesto sobre Sociedades (por importe de 29.372 millones), ya que en abril se ingresó el primer pago fraccionado y en julio la liquidación de 2006.

Según Ocaña, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades demuestra ¢que 2006 fue un año excepcional para las empresas, al igual que 2007¢, y avanzó que el ejercicio acabará con un crecimiento ¢cómodamente¢ por encima del 20%.

Los ingresos por impuestos indirectos alcanzaron los 58.811 millones de euros, el 3,4% más que en el año anterior. El IVA aportó 41.625 millones de euros, el 1,9% más en comparación con el mismo periodo de 2007, debido al intenso ritmo de las devoluciones.

En este sentido, Ocaña destacó que la recaudación del IVA cerrará el año con un crecimiento ¢algo inferior¢ al nominal de la economía, ¢un par de puntos por debajo del 7%¢.

A su juicio, esto indica que ¢la economía sigue creciendo, tirada menos por el consumo y más por la contribución menos mala del sector exterior¢, lo cual quiere decir que se está ¢recomponiendo el modelo de crecimiento, algo que le viene bien a nuestra economía¢.

Asimismo, los impuestos especiales alcanzaron los 14.764 millones de euros, con un aumento del 7,2%, y dentro de este capítulo destaca la recaudación del Impuesto sobre Hidrocarburos, que creció el 2,7%, y la del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, que lo hizo el 15,6%, según Ocaña consecuencia de la subida de los precios y no de la del consumo.

En lo referente a la ejecución del presupuesto de gastos, la evolución, según Ocaña, se ajusta a lo previsto. Así, los pagos no financieros supusieron un desembolso de 101.354 millones de euros, el 9,3% más que un año antes.

Los gastos financieros ascendieron a 12.182 millones de euros, lo que supuso un descenso del 7,3% consecuencia del diferente calendario de vencimiento en los intereses de la deuda respecto a un año antes.

Los pagos por gastos de personal supusieron un desembolso de 16.937 millones de euros, el 6,4% más que en septiembre de 2006 debido a la mejora de las retribuciones en determinadas áreas de la Administración Pública.

Las transferencias corrientes crecieron el 11,8% hasta los 57.581 millones de euros, debido en parte a las transferencias realizadas a las comunidades autónomas, con cargo al Fondo de Suficiencia.

Como consecuencia de estos datos, a finales de septiembre, el Estado tuvo una necesidad de endeudamiento de 1.735 millones de euros, que contrasta con la capacidad de endeudamiento de 2.111 millones de euros registrada un año antes.

Si se descuentan las posiciones activas de tesorería, la capacidad de endeudamiento del Estado se situó en septiembre en 7.527 millones de euros frente a los 6.119 millones de 2006. Ocaña auguró que 2007 se cerrará ¢con buenos resultados en línea con los de hace un año, similares y comparables¢.

En cuanto a 2008, señaló que la información que suministra la recaudación por impuestos muestra que ¢las empresas siguen fuertes, que el mercado de trabajo sigue funcionando y que la situación económica se mantiene estable en un nivel fuerte de crecimiento¢.

Por ello, añadió que está situación junto con la ¢prudencia¢ en la estimación de crecimiento de ingresos hace ¢que estemos extremadamente cómodos con la previsión de incremento del 6% de los ingresos¢.