Opa

Industria reduce las condiciones impuestas a Enel y Acciona en su opa sobre Endesa

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha estimado parcialmente el recurso de alzada interpuesto por Acciona y Enel contra las condiciones que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) les impuso para autorizar su oferta pública de adquisición (opa) sobre Endesa.

Industria ha estimado parcialmente el recurso de alzada que Enel y Acciona presentaron contra la resolución dictada el pasado 4 de julio por el regulador energético.

El departamento que encabeza Joan Clos ha suprimido la condición número ocho, que obligaba a Enel a informar a la CNE de su estrategia corporativa a corto, medio y largo plazo siempre que afectara al interés general.

En este capítulo quedaban incluidos los activos estratégicos y las actividades reguladas.

Queda eliminada también la condición número nueve, que obligaba a la eléctrica italiana a informar al regulador de los acuerdos adoptados en las reuniones de la Junta de Accionistas y del Consejo de Administración de Endesa siempre que tuvieran relación con el interés general.

Industria ha suprimido, además, la condición número diez, que permitía a la CNE revocar de forma parcial o total la autorización concedida a Enel y Acciona en ¢supuestos de especial gravedad¢ para el interés general o cuando los nuevos propietarios incumplieran las condiciones fijadas.

Otra condición eliminada es la número once, que contemplaba la posibilidad de levantar las condiciones ocho y nueve cuando desaparecieran los obstáculos para entrar en el capital de Enel y los poderes especiales del Gobierno italiano en la compañía.

Por último, Industria ha suprimido la condición numero siete, que establecía una serie de obligaciones en el aprovisionamiento de combustible por parte de Endesa.

Además, el Ministerio ha recortado parcialmente otros artículos, entre ellos el número cuatro, referido a los activos nucleares de la eléctrica española.

Industria mantiene que los nuevos propietarios deberán cumplir las obligaciones legales en esta materia, pero suprime la imposición de crear una unidad orgánica específica dentro de Endesa dedicada a explotar los activos nucleares.

La resolución de Industria mantiene parte de la condición número dos, en concreto la obligación de los nuevos propietarios de garantizar la capitalización de Endesa con un ratio de deuda financiera neta sobre EBITDA inferior al 5,25 durante un periodo mínimo de cinco años.

Por el contrario, Enel y Acciona ya no están obligados a informar semestralmente a la CNE sobre las operaciones financieras o políticas que puedan alterar la situación patrimonial de Endesa ni de las que se lleven a cabo entre la eléctrica española y las empresas participadas o controladas por los nuevos propietarios.

Industria conserva la condición número uno, que obliga a Enel y Acciona a mantener a Endesa como empresa autónoma, con su propia marca y con sus centros efectivos de dirección y decisión en España.

Persiste también la obligación para los nuevos propietarios de abordar las inversiones en actividades reguladas de gas y electricidad a las que se había comprometido Endesa.

Industria mantiene, además, que la eléctrica española sólo podrá repartir dividendos cuando los recursos generados sean suficientes para atender los compromisos de inversión, el servicio de la deuda y los gastos financieros.

La resolución de Industria podrá ser recurrida ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en un plazo de dos meses.